China hace un gran negociado con vacunas Covid 19 “Low Cost” y se expande con la mirada de la OMS

“China está aprovechando su diplomacia de vacunas más allá de las inyecciones de Covid”, tituló un artículo de Bloomberg.com la semana pasada.

En el mismo se hace mención a que “las exportaciones de vacunas contra el coronavirus pueden llevar a la venta de vacunas para otras enfermedades como la neumonía y la hepatitis, desafiando a las empresas occidentales”, dijeron desde Bloomberg Businessweek. Sus aspiraciones ya van más allá del coronavirus.

[Pie de foto: Un trabajador de Walvax con dosis de su vacuna Covid. FOTÓGRAFO: JIANG QIMING / GETTY IMAGES]


“La pandemia convirtió a China en el principal exportador mundial de vacunas Covid-19, principalmente a países que no han podido costear o adquirir vacunas más eficaces de Estados Unidos y Europa. Ahora el país está utilizando esa nueva influencia para hacer un impulso agresivo en el extranjero para sus vacunas contra otras enfermedades como la encefalitis japonesa y la neumonía, compitiendo con gigantes como Pfizer Inc. y Merck & Co”, refirió Bloomberg.


Además en la publicación - muy amplia en texto y argumentos - refieren que:

Los estudios han encontrado que las inyecciones de Covid chinas son menos efectivas que algunas occidentales, como las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna Inc., y ha habido repetidas preguntas sobre la transparencia y los estándares de datos de sus fabricantes de vacunas. Aun así, las naciones en desarrollo que han tenido poco acceso a otras vacunas contra el coronavirus están preparadas para volverse más dependientes de las empresas chinas para las vacunas contra otras dolencias”.

“La expansión marca un ascenso espectacular para la industria farmacéutica de China y podría dar a las naciones pobres un acceso más barato a vacunas que salvan vidas. También ayudará a la administración del presidente Xi Jinping a ejercer más poder blando a nivel mundial. El presidente serbio, Aleksandar Vucic, ya ha dicho que Xi puede obtener una estatua en la capital de Belgrado por suministrar al país más de 4 millones de dosis de vacunas Covid, apoyar a empresas locales como la industria del acero y brindar respaldo geopolítico”.


“La estatal china Sinopharm es socia de una extensa fábrica que se está construyendo cerca de Belgrado y que, según la premier serbia, Ana Brnabic, "podrá fabricar vacunas para otras enfermedades ... no solo en Serbia, sino también para la exportación".


“En Marruecos, Walvax Biotechnology Co. de China está vendiendo una vacuna contra la neumonía infantil. Otras empresas chinas están vendiendo vacunas, para enfermedades desde la gripe hasta la hepatitis, a lugares como Indonesia y Egipto, aprovechando el éxito de las exportaciones de vacunas Covid”.


"China históricamente no ha sido un exportador de vacunas, por lo que este cambio en medio de la pandemia es una de las formas en que esta pandemia ha cambiado el mundo", dice Thomas Bollyky, director del programa de salud global del Consejo de Relaciones Exteriores. "Ha permitido a China ser un actor global en vacunas de una manera que no lo había hecho antes, y sospecho que se mantendrá".

Dice el gráfico: Seguimiento de COVID-19

332,372

Nuevos casos notificados en todo el mundo, 7 de noviembre

5,055,359

Total de muertes reportadas en todo el mundo

7,300,889,093

Dosis de vacuna administradas en 184 países

+ 35%

Cambio en el índice mundial MSCI de acciones globales desde el 23 de enero de 2020

-0. 2689

Cambio en el rendimiento de los bonos del Tesoro de EE. UU. Desde el 23 de enero de 2020

[Pie de foto: Un envío de vacunas contra el coronavirus de Sinovac en Phnom Penh, Camboya. FOTO: PHEARUM / GETTY IMAGES ]

“La Covid ha demostrado la rapidez con la que se puede movilizar la industria farmacéutica china. China ha exportado más de 1.500 millones de dosis de vacunas Covid en todo el mundo, y Sinovac Biotech Ltd.se convirtió en el proveedor número uno del mundo al enviar un total de 1.900 millones de dosis en el hogar y en el extranjero, superando los 1.500 millones de Pfizer a fines de septiembre”.


“Esa determinación está en exhibición en Walvax, que comenzó en 2001 en la ciudad suroeste de Kunming. Comenzó con tan pocos fondos que tuvo que pedir prestado a usureros a tasas exorbitantes para pagar los salarios. La compañía pasó a participar en programas financiados por el gobierno para dominar las nuevas tecnologías de vacunas. Hoy tiene un valor de mercado de US$13.5 mil millones y vende vacunas para la meningitis, neumonía y otras enfermedades en China y en el extranjero”.


“Hace un par de años, el vicepresidente de Walvax, Huang Zhen, se mostró ansioso por desafiar el liderazgo de Pfizer en vacunas antineumocócicas para proteger contra la neumonía infantil, cuyas ventas aportan a la empresa con sede en Nueva York US$ 5,8 mil millones en ingresos anuales. Para Walvax, acelerar las pruebas por su propia cuenta fue un esfuerzo costoso. Para persuadir a la compañía de actuar más rápidamente, Huang prometió liquidar sus acciones en Walvax y cubrir sus gastos de 75 millones de yuanes (US$ 11,7 millones) si la vacuna fallaba”.


“La compañía presentó un competidor de Prevnar 13 de Pfizer en China en 2020. Su inyección se vende a 598 yuanes la dosis allí, aproximadamente un 15% menos que la de Pfizer. Desde entonces, la compañía estadounidense ha perdido más del 40% de su participación de mercado en China por la inoculación, según datos del gobierno”.


“Huang predice un éxito similar para su vacuna antineumocócica en países en desarrollo, donde dice que podría ser una alternativa en lugares que no pueden asegurar Prevnar 13. Pfizer declinó hacer comentarios. Aunque la compañía perdió participación de mercado en China desde que Walvax introdujo su vacuna antineumocócica, el volumen de Prevnar-13 aún ha aumentado un 35%, porque el mercado de la inyección se está haciendo más grande con los nuevos participantes que impulsan un mayor uso de tales inyecciones. "Dentro de 5 a 10 años, algunas de las empresas chinas se convertirán en competidores serios a nivel mundial", dice Huang. "Covid realmente muestra el potencial de los fabricantes de vacunas chinos".

“Merck también enfrenta una amenaza a su exitosa vacuna Gardasil contra el virus del papiloma humano, que causa cáncer de cuello uterino. Xiamen Innovax Biotech Co. de China comenzó el año pasado a distribuir una vacuna contra el VPH en China”.


“La Organización Mundial de la Salud respaldó la iniciativa en octubre, allanando el camino para que se registre y se compre en todo el mundo en desarrollo. Innovax ya tiene un acuerdo para vender a Tailandia. "En términos de calidad, estoy seguro de que no estamos nada mal", dice Wendy Huang, directora de desarrollo comercial de Innovax. Pero "se necesita tiempo para que una empresa china se comprometa más con el resto del mundo".


“La alta demanda de vacunas contra el VPH en los países ricos y el suministro limitado de marcas aprobadas han provocado contratiempos en el objetivo de la OMS de eliminar el cáncer de cuello uterino. Organizaciones internacionales como Gavi, una alianza liderada por la OMS, el Banco Mundial, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Fundación Bill y Melinda Gates para suministrar vacunas a los niños pobres en todo el mundo, ya han promocionado la vacuna Innovax como una opción de acceso accesible”.


“Aún así, protege contra menos variedades de VPH que la vacuna de Merck. Merck en un comunicado dijo que las ventas de Gardasil no se han visto afectadas en China, donde la demanda de la vacuna es alta. Dijo que cree que sus vacunas brindan beneficios adicionales, ya que ayudan a prevenir más cánceres y enfermedades relacionados con el VPH al cubrir más tipos de VPH”.

[Pie de foto: La vacuna Covid de Sinovac se está administrando en Banda Aceh, Indonesia. FOTÓGRAFO: CHAIDEER MAHYUDDIN / GETTY IMAGES]

“Por ahora, es probable que los principales avances de China se produzcan en los países de bajos ingresos, lo que significa que sus compañías farmacéuticas competirán principalmente con las de los proveedores indios de bajo costo en el mundo en desarrollo, dice Bollyky”.


“Aún así, persisten las dudas sobre la capacidad de las vacunas Covid chinas para prevenir infecciones, dada su menor eficacia en los ensayos clínicos y la cantidad de casos nuevos que muchos países continúan experimentando a pesar de la vacunación masiva. Algunas naciones que dependen de las vacunas chinas, incluidas Tailandia y Brasil, ahora están recurriendo a inyecciones de ARNm más potentes desarrolladas por empresas occidentales”.


“Los fabricantes de medicamentos chinos y las autoridades sanitarias del gobierno han publicado pocos detalles sobre los problemas de seguridad con las inyecciones de cosecha propia, a pesar de la evidencia anecdótica de que algunas personas sufrieron reacciones alérgicas graves o murieron después de recibirlas, aunque no está claro si las vacunas desempeñaron algún papel. “Una de las preocupaciones que tiene mucha gente es la falta de transparencia en torno a la fabricación, la seguridad y la eficacia”, dice Anna Durbin, profesora de salud internacional en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins”.

“Los estudios han demostrado que las vacunas chinas son seguras, y Sinovac ha dicho repetidamente que su inyección ha reducido las hospitalizaciones y muertes en más del 80%. Pero las empresas chinas también dicen que la pandemia les ha enseñado lecciones vitales sobre la gestión de ensayos internacionales y el seguimiento de protocolos científicos. "Estamos aprendiendo de Pfizer, aprendiendo de Moderna, para hacer todo con el mismo rigor y con los mismos estándares", dice Huang de Walvax.

“La pandemia también ha demostrado que las vacunas pueden salvar la vida de las naciones pobres, incluso si no son las más potentes disponibles. Las empresas chinas intervinieron para proporcionar cientos de millones de inyecciones de Covid al programa de vacunas Covax de la OMS para los países en su mayoría más pobres cuando India frenó las exportaciones”.


"Si África es un continente más saludable y próspero es gracias a China", dice Barbara Nattabi, investigadora del Centro de Investigación y Compromiso de África de la Universidad de Australia Occidental, "eso le da a China una entrada". Finaliza el reporte de Bruce Einhorn y Dong Lyu, junto a Misha Savic cuya fuente original usted puede leer en el siguiente link:

https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-11-03/made-in-china-covid-vaccines-go-global-so-do-its-shots-for-pneumonia-hepatitis

Nada de lo que terminamos de leer de Bloomberg podría ser posible sin la participación de la ya cada vez más sospechosa Organización Mundial de Salud (OMS) en manos aún del cuestionado Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus quien lucha por mantener “en pie la clasificación de pandemia” a una enfermedad que según las definiciones que se encuentran hasta en Google, ya debería tener el carácter de endemia.


Advierto que no soy médico ni voz científica autorizada, y se trata solo de una conclusión muy personal a medida que el coronavirus “se devalúa” a nivel mundial. Pero ya leímos en Bloomberg que problemas de dinero para todos los eventos, es lo que más sobra.

Por último y lo que sí me llama la atención con la ligereza que se habla y “vacunas que se aplican”, y hasta las clasifican con las variantes “costo y calidad” mientras las inyectan a seres humanos.

Y ya no hablan solo de Covid 19, sino de vacunas para otras enfermedades presentes y futuras. Para “lo que venga”: los engranajes de la acumulación de dinero son difíciles de detener. Humanos “low cost” como las líneas aéreas.

Hasta pronto!


Jorge W. Rausch Mckenna

CEO Consultoría “JRM“ & Asoc.

*Analista Político *Periodista *Abogado

Twitter: @JorRausch

(Maldonado, R. O. del Uruguay,

Noviembre 09 de 2021 -Hs. 02:51 am GMT-3)

127 vistas0 comentarios