El dictador Daniel Ortega no aparece y deja a Nicaragua acéfala en medio de la pandemia del Covid-19

Actualizado: 2 de may de 2020

La última aparición pública del guerrillero Daniel Ortega fue el pasado 12 de marzo, cuando participó de una reunión virtual con los demás presidentes del SICA (Sistema de Integración Centroamericanos) para tratar la pandemia originada por el coronavirus. En el encuentro el dictador sandinista de 74 años de edad, tuvo una breve intervención, pero sin dirigirse al pueblo nicaragüense. La perversión de la dictadura orteguista ante el Covid-19

(Esta es la última imagen, de Daniel Ortega quien junto a la primera dama Rosario Murillo, acompañados por miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la reunión virtual del SICA que distribuyó el gobierno. Reitero, fue el 12 de marzo)


El líder guerrillero José Daniel Ortega Saavedra, es el único presidente o jefe de Estado latinoamericano, que no se ha dirigido a su nación para abordar el tema del Covid-19. En sus cuatro intervenciones públicas en lo que va del año 2020, nunca se ha referido sobre la pandemia.


Todos esperaban su presencia para el velatorio de su gran amigo Jacinto Suárez Espinoza, quien falleció el pasado jueves, a los 73 años. Sin bien estaba prevista su presencia en el homenaje póstumo en la Asamblea Nacional, como si lo hizo en 2016, cuando murió René Núñez, entonces presidente del Parlamento.


Desde el estallido social de 2018, el guerrillero sandinista ha asistido a los honores fúnebres de miembros y militantes históricos del FSLN (Frente Sandinista para la Liberación Nacional) En el último homenaje en que se vio a Ortega fue en el del subversivo Juan Ramón Ramos Hernández, conocido como el “Indio Emilio”, a finales de enero pasado.


Pero su ausencia en el velorio y sepultura Jacinto Suárez Espinoza llamó poderosamente la atención ya que los unía una amistad de muchos años. Crecieron en el mismo barrio de Managua y se integraron desde muy jóvenes al movimiento guerrillero sandinista. Es más, ambos llegaron a compartir la misma celda durante el período de los años 1967 y 1974, cuando fueron apresados por Anastasio Somoza cuando el comunismo quería expandirse por toda latinoamérica, un plan que luego intentó revivir el muerto Fidel Castro desde Cuba, con el llamado Foro de San Pablo con el Socialismo del Siglo 21 que lideró el también fallecido Hugo Chávez Frías.

Al final de este artículo, hablaremos sobre la actitud macabra del gobierno de Nicaragua ante la epidemia del coronavirus.


Antes, concluyo redondeando el ejemplo de lo anormal que resulta la ausencia pública de Daniel Ortega.


Como estilan los trasnochados que han derramado sangre por toda latinoamérica para llegar al poder y perpetuarse, el recientemente fallecido Jacinto Suárez fue un fiel defensor de Ortega durante las manifestaciones de abril de 2018, y ante los primeros asesinados "del régimen" (más de 325, según organismos de sus DDHH), el por entonces diputado sandinista aseguró a la cadena británica BBC que las protestas eran parte de una “conspiración de Estados Unidos”.

Es decir, siempre el culpable es el mismo. Es como un capítulo del manual del populista que también repite Nicolás Maduro, actual narcodictador de Venezuela.

Para algunos, está enfermo en Cuba, pero nadie se anima a confirmar su muerte.

Todo este perverso juego macabro en medio de la pandemia por el Covid-19, que a la fecha hace estragos por el mundo.

Mientras los días pasan y se aproxima el mes de su ausencia pública, más se acrecientan las dudas. Yo no lo daría aún por muerto al asesino.


Cabe destacar, que Nicaragua y El Salvador, desde que reportaron el primer caso positivo de coronavirus, han tenido un avance dispar.


Si usted busca hoy información a esta hora por ejemplo en el portal del https://www.elnuevodiario.com.ni/ ni siquiera encontrará un título que hable de "pandemia" o de "coronavirus". Dan ganas de mudarse a Managua en estos momentos tan difíciles que vive el mundo.


En La Prensa usted encontrará noticias como escritas desde Cuba. Es más, culpan en la Isla a viajeros de la propia Nicaragua, como se lee a esta hora en https://www.laprensa.com.ni/2020/04/04/internacionales/2659338-cuba-reporta-otro-caso-de-covid-19-importado-desde-nicaragua (apurese porque en cualquien momento pueden bloquearme el enlace), aunque ya en su redacción se ve cierta rebelión como podemos apreciar en la siguiente caputa del día de ayer.

"Nicaragua recibió este día el donativo por US$1 millón de dólares por parte de la República de China (Taiwán), para hacer frente a la pandemia del COVID-19, en el marco del Plan de Contingencia Regional del SICA. Gracias a este apoyo solidario, se incrementarán los insumos y equipos médicos para atender a los pacientes afectados por el virus en Nicaragua.

El apoyo de la República de China (Taiwán) ha sido clave en el proceso de integración de la región, y sigue demostrando su solidaridad en estos momentos de crisis sanitaria que vive nuestra región y el mundo", se leía en una parte del artículo del "INFORME 16" de ayer.

https://www.el19digital.com/articulos/ver/titulo:102016-informe-16-centroamerica-unida-contra-el-coronavirus-covid-19

(NOTA: Taiwán es un agregado de la izquierda latinoamericana. En realidad la Isla es el último refugio de los reyes de la última dinastía a la cual se le dio refugio. Si bien funciona como un país autónomo, China no permite sedes diplomáticas de Taiwan ni que sea considerado como otro Estado)


LA GRAN MENTIRA:

Y, también tienen el logo muy similar al del kirchnerismo argentino. También aspiran por una "PÁTREA GRANDE":



211 vistas0 comentarios
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram