top of page

El presidenciable Ted Cruz enfrenta a Joe Biden por no frenar el gasoducto “Nord Stream 2” de Rusia

El Senador republicano por el estado de Texas, Ted Cruz, bloquea en la Cámara Alta nominaciones de funcionarios propuestos por la Casa Blanca para su designación en cargos importantes que deben ser aprobadas por el Senado, por lo que entiende como “la capitulación de Biden en Rusia”, según una nota aparecida en el medio de prensa nationalreview.com este martes que lleva la firma de Jimmy Quinn.

El senador Cruz, es a mi juicio hoy uno de los hombres en el podio para suceder en la candidatura a Donald Trump, si es que éste llegara a declinar su postulación, lo que hoy parecería estar lejos de suceder. Ted Cruz no es ni cercano ni lejano a Trump, aunque tienen algunas formas, a mi entender, muy similares de entender y de hacer política. Hasta sus relaciones con los medios y las Redes Sociales.

[Pie de foto: El senador Ted Cruz (R-TX) cuestiona a Steve Satterfield, vicepresidente de privacidad y políticas públicas de Facebook, Inc. mientras testifica ante el Subcomité Judicial de Política de Competencia, Antimonopolio y Derechos del Consumidor en Capitol Hill en Washington, DC, septiembre 21, 2021. - Ken Cedeno / Pool vía Reuters]


En el citado artículo destacan que “la negativa del presidente Biden a interponerse en el camino del gasoducto Nord Stream 2 de Rusia, le ha valido las reprimendas de los aliados de Europa del Este de Estados Unidos y los miembros del Congreso en ambos lados del pasillo. Biden y su equipo están de acuerdo con la objeción central de los críticos: que es un proyecto de influencia maligna que aumentará la influencia del Kremlin sobre sus vecinos. Pero argumentan que la imposición de duras sanciones al oleoducto, que recorre más de 750 millas bajo el mar Báltico hasta Alemania, enfurecería a Berlín”.


“Posiblemente la única persona con la influencia para obligar a la administración a cambiar su postura sea Ted Cruz. El senador de Texas está bloqueando a varios de los nominados de Joe Biden a puestos diplomáticos y otros puestos hasta que la administración de Biden ceda e imponga las sanciones impuestas por el Congreso”, agregan.

Dicen que “sin embargo, su postura ha provocado una reacción furiosa, incluso de los demócratas del Senado, que están de acuerdo en que es necesario detener el oleoducto antes de que entre en funcionamiento. Su bloqueo le ha valido la ira de esos legisladores, la Casa Blanca y los principales periódicos por, como escribió el consejo editorial del Washington Post, poner arena en los engranajes del gobierno y mostrar una indiferencia por el arduo trabajo de mantener el liderazgo de Estados Unidos, en el extranjero", mencionando también los intereses del diario pro-demócrata.-

“En una entrevista con National Review el viernes pasado, Cruz respondió, golpeando la "capitulación" de Biden a Putin, la hipocresía de los demócratas del Senado y los informes equivocados de los medios sobre su postura: "El próximo dictador en Rusia cosechará las recompensas de la rendición unilateral de Biden", y esos miles de millones se utilizarán para alimentar la acumulación militar, la hostilidad y la agresión de Rusia dirigida a Europa, dirigida a Estados Unidos y nuestros aliados”.

[Imágenes del oleoducto ‘Nord Stream 2” - vía Google]

Pliegos de funcionarios a cambio de frenar a Rusia Dicen además que “el Comité de Relaciones Exteriores del Senado esta tarde presentó a 33 nominados adicionales al piso del Senado, estableciendo un enfrentamiento. Según todos los indicios, Cruz parece dispuesto a defender su posición, pero en su entrevista con NR, también reiteró una oferta que extendió recientemente a la administración de Biden como una forma de resolver el enfrentamiento: solo quiere una votación del Congreso sobre la política de la administración. Esa oferta se basa en una ley de sanciones, la Ley de lucha contra los adversarios de Estados Unidos mediante sanciones, que requiere que el presidente sancione a las entidades involucradas en Nord Stream 2, o intente renunciar a las sanciones requeridas a través de una votación del Congreso”.


“Si siguen el estatuto, se activa una votación automática en el Congreso sobre una anulación del Congreso, y lo que le dije a la administración por escrito hace un mes es que si cumplen con la ley federal y activan la anulación del Congreso, levantaré la suspensión sobre los nominados de carrera al Departamento de Estado y los nominados del Tesoro en el instante en que activan esa votación ”, dijo Ted Cruz.

Apoyo de Senadores del partido de Joe Biden

También dijo que "más de un senador demócrata" ha calificado su compromiso de "razonable" y ha "instado a la administración a aceptarlo". Pero el equipo de Biden no ha mostrado ningún interés en comprometerse, y Cruz culpa a "los operativos políticos de la Casa Blanca" por negarse a jugar a la pelota.

“En mayo, como lo requiere una ley de sanciones diferente, el Departamento de Estado determinó que la entidad corporativa Nord Stream 2 y su director ejecutivo alemán están involucrados en actividades sancionables, pero aún así renunció a las sanciones subsiguientes. En ese momento, el oleoducto estaba completo en más del 90 por ciento, y las exenciones casi aseguraron su finalización, que se produjo tarde, en septiembre. El gasoducto ahora espera la aprobación regulatoria de la UE, que Moscú está tratando de acelerar reteniendo los flujos de gas a Europa, una medida destinada a obtener concesiones al exacerbar la crisis de suministro de energía del continente.

“Existe una oposición bipartidista generalizada a la política de la administración hacia Nord Stream 2, pero varios senadores demócratas, no obstante, se han metido en el esfuerzo de Cruz por bloquear a los nominados de Biden. Durante una audiencia en junio, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Bob Menéndez, criticó a Cruz: "Tal vez sean sus aspiraciones presidenciales, no lo sé, pero está recurriendo a propósitos políticos".

El mes pasado, el republicano Ted Cruz se enfrentó cara a cara con muchos de ellos en el Senado, durante una sesión nocturna para debatir y votar sobre las nominaciones de alto nivel del Departamento de Estado sobre las objeciones de Cruz. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, criticó el "irracional evasor" de Cruz”, un modo agresivo con el que han normalizado un trato violento inexplicable algunos políticos de Estados Unidos.

Cruz le dijo a NR, sin embargo, “que cree que son los demócratas los que están motivados por la política, ya que se esfuerzan mientras la Casa Blanca avanza una política que los demócratas mismos ven como dañina para la seguridad nacional de Estados Unidos”.

“Un punto que les he dicho a mis colegas demócratas muchas, muchas veces, tanto en el piso del Senado como en conversaciones privadas, es que cuando tuvimos un presidente republicano, Donald Trump, no tuve la menor vergüenza de apoyarme vigorosamente contra la administración Trump para instarlos a implementar plenamente estas sanciones, lo cual hicieron”, se jactó Ted Cruz, quien abundó en recordar al citado medio “que hubo una resistencia significativa dentro de la administración Trump para implementar plenamente estas sanciones. Al final, el presidente Trump y la administración lo hicieron", recordando su pasado reciente. Si bien en este punto debo recordar que Ted Cruz realizó este año al menos una visita (pública) a la residencia de Donald Trump en la Florida.

"Pero una pregunta que les he hecho repetidamente a mis colegas demócratas: ¿Por qué no están dispuestos a enfrentarse al presidente de su propio partido?", resalta también nationalreview.com

Vale la pena señalar que el bloqueo de Cruz no es absoluto. Hizo hincapié en que, desde el inicio de la administración Biden, ha mantenido conversaciones regulares, "a veces incluso a diario", con el Departamento de Estado. Cuando Antony Blinken, poco después de su confirmación como Secretario de Estado, expresó su voluntad de trabajar con Cruz, los dos “negociaron liberaciones incrementales de esas retenciones a cambio de mejoras incrementales en su política”, dice Cruz. Y Cruz se atribuyó el mérito de la publicación de Blinken de una "declaración contundente" en marzo en la que condenaba el oleoducto y prometía imponer sanciones a las entidades involucradas en su construcción. En el comunicado, Blinken calificó el gasoducto como "un mal negocio" y advirtió que las empresas que participan en su construcción corren el riesgo de enfrentar sanciones”.

“Momentos después de esa declaración, levanté varias de las suspensiones que había colocado y, de hecho, trabajé con el Departamento de Estado en la redacción precisa de la declaración del secretario Blinken a cambio de levantar esas restricciones. A lo largo de este proceso, la administración ha visto que estoy dispuesto a ser razonable y comprometerme en el futuro siempre que estemos logrando un progreso real frente a Rusia”, afirma.