top of page

En EEUU ya discuten seriamente un “control de daños”, ante la posibilidad de un final de Zelensky

"El equipo de Biden teme las secuelas de una contraofensiva ucraniana fallida", titula el sitio de noticias estadounidense politico.com. Y como una preocupación extra agrega: "A puerta cerrada, la administración se preocupa por lo que Ucrania puede lograr".

(Por JONATHAN LEMIRE y ALEXANDER WARD 04/24/2023 04:30 AM EDT)

(Pie de imagen: Un soldado del ejército ucraniano hace guardia en el complejo residencial Irpinsky Lipky dañado por la guerra tras la visita del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, el 28 de abril de 2022 a Irpin, Ucrania. | John Moore/Getty Images)


Desarrollo del artículo:

"La administración Biden se está preparando en silencio para la posibilidad de que si la contraofensiva de primavera de Ucrania no está a la altura de las expectativas, los críticos en el país y los aliados en el extranjero argumentarán que Estados Unidos también se ha quedo corto".


"La siempre inminente contraofensiva de Ucrania intentará retomar el territorio tomado por Rusia muy probablemente en el este y el sur, aunque por razones operativas ningún alto funcionario de Kiev tiene detalles detallados".


"Públicamente, el equipo del presidente Joe Biden ha ofrecido un apoyo inquebrantable a Ucrania, comprometiéndose a cargarla con armas y ayuda económica "el tiempo que sea necesario". Pero, si la inminente temporada de lucha produce ganancias limitadas, los funcionarios de la administración han expresado en privado que temen enfrentarse a un monstruo de dos cabezas que lo ataca desde los extremos halcones y dóginos del espectro".


"Una parte dirá que los avances de Ucrania habrían funcionado si la administración le hubiera dado a Kiev todo lo que pedía, a saber, misiles de mayor alcance, aviones de combate y más defensas aéreas. El otro lado, se preocupan los funcionarios de la administración, afirmará que la deficiencia de Ucrania demuestra que no puede obligar a Rusia a salir de su territorio por completo".


"Eso ni siquiera tiene en cuenta la reacción de los aliados de Estados Unidos, principalmente en Europa, que pueden ver una negociación de paz entre Ucrania y Rusia como una opción más atractiva si Kiev no puede demostrar que la victoria está a la vuelta de la esquina".


"Dentro de la administración, los funcionarios hacen hincapié en que están haciendo todo lo posible para que la ofensiva de primavera tenga éxito"

.

"Casi hemos completado las solicitudes de lo que [Ucrania] dijo que necesitaban para la contraofensiva, ya que hemos aumentado las armas y el equipo a Ucrania en los últimos meses", dijo un funcionario de la administración al que, al igual que otros, se le concedió el anonimato para discutir consideraciones internas delicadas".


"Pero la creencia en la causa estratégica es una cosa. La creencia en las tácticas es otra, y a puerta cerrada la administración está preocupada por lo que Ucrania puede lograr".


"Esas preocupaciones se abrieron recientemente a la luz durante una filtración de información clasificada en las redes sociales. Una evaluación de alto secreto de principios de febrero declaró que Ucrania estaría "muy por debajo" de sus objetivos de la contraofensiva".


"Las evaluaciones estadounidenses más actuales son que Ucrania puede hacer algún progreso en el sur y el este, pero no podrá repetir el éxito del año pasado".


"Ucrania ha esperado separar el puente terrestre de Rusia a Crimea y los funcionarios estadounidenses ahora son escépticos de que eso suceda, según dos funcionarios de la administración familiarizados con la evaluación".


"Pero todavía hay esperanzas en el Pentágono de que Ucrania obstaculiza las líneas de suministro de Rusia allí, incluso si una victoria total sobre las tropas recién fortificadas de Rusia termina siendo demasiado difícil de lograr".


"Además, la inteligencia de EE.UU. indica que Ucrania simplemente no tiene la capacidad de empujar a las tropas rusas desde donde estaban profundamente arraigadas, y un sentimiento similar se ha arraigado en el campo de batalla en otros lugares de Ucrania, según los funcionarios".


"El presidente ucraniano Volodímir Zelensky dice que Estados Unidos no ha armado adecuadamente sus fuerzas y, por lo tanto, hasta entonces, la contraofensiva no puede comenzar".


"Se cree que Kiev está dispuesto a considerar ajustar sus objetivos, según los funcionarios estadounidenses, y un objetivo más modesto podría ser más fácil de vender como una victoria".


"Ha habido una discusión, según los asistentes, de enmarcarlo a los ucranianos como un 'cese del fuego' y no como conversaciones de paz permanentes, dejando la puerta abierta para que Ucrania recupere más de su territorio en una fecha futura".


"Habría que dar incentivos a Kiev: tal vez garantías de seguridad similares a las de la OTAN, ayuda económica de la Unión Europea, más ayuda militar para reponer y reforzar las fuerzas de Ucrania, y similares. Y los asistentes han expresado la esperanza de volver a involucrar a China para empujar a Putin a la mesa de negociaciones también.Pero eso todavía llevaría al dilema de lo que sucederá a continuación y la dureza con la que responden los críticos nacionales".


"Si la contraofensiva no va bien, la administración solo tiene la culpa de retener ciertos tipos de armas y ayuda en el momento en que más se necesitaba", dijo Kurt Volker, el enviado especial para Ucrania durante la administración Trump.


"Una contraofensiva que no cumpla con las expectativas también hará que los aliados en las capitales extranjeras se pregunten cuánto más pueden ahorrar si la victoria de Kiev se ve cada vez más lejos".


"El apoyo público europeo puede disminuir con el tiempo a medida que la energía europea y los costos económicos se mantienen altos", dijo Clementine Starling, directora y miembro del centro de estudios del Consejo Atlántico en Washington, D.C. "Una fractura del apoyo transatlántico probablemente perjudicará el apoyo interno de los Estados Unidos y el Congreso y la administración Biden pueden tener dificultades para sostenerlo".


"Muchas naciones europeas también podrían presionar a Kiev para que ponga fin a los combates. "Una mala contraofensiva provocará más preguntas sobre cómo será el resultado de la guerra, y hasta qué punto se puede lograr realmente una solución al continuar enviando armas militares y ayuda solos", dijo Starling.


"Biden y sus principales ayudantes han recalcado públicamente que Zelensky solo debería comenzar las conversaciones de paz cuando esté listo. Pero Washington también ha comunicado a Kiev algunas realidades políticas: en algún momento, especialmente con los republicanos en control de la Cámara de Representantes, es probable que el ritmo de la ayuda de EE. UU. se ralentice. Los funcionarios de Washington, aunque no presionan a Kiev, han comenzado a prepararse para cómo podrían ser esas conversaciones y entienden que puede ser una venta política difícil en casa para Zelensky.


""Si Ucrania no puede ganar dramáticamente en el campo de batalla, inevitablemente surge la pregunta de si es hora de una parada negociada de los combates", dijo Richard Haass, presidente del Consejo de Relaciones Exteriores.


"Es caro, nos estamos quedando sin municiones, tenemos otras contingencias en todo el mundo para las que prepararnos".

"Es legítimo hacer todas estas preguntas sin comprometer los objetivos de Ucrania. Es simplemente una cuestión de medios", dijo Haass".


"A principios de este mes, Andriy Sybiha, jefe adjunto de la oficina de Zelenskyy, dijo al Financial Times que Ucrania estaría dispuesta a hablar si sus fuerzas llegan a la puerta de Crimea. "Si logramos lograr nuestros objetivos estratégicos en el campo de batalla y cuando estemos en la frontera administrativa con Crimea, estamos listos para abrir [una] página diplomática para discutir este tema", dijo.


"Ese comentario fue rechazado rápidamente por Tamila Tasheva, el enviado de Crimea de Zelenskyy: "Si Rusia no abandona voluntariamente la península, Ucrania continuará liberando su tierra por medios militares", dijo a POLITICO a principios de este mes".


"No ayuda a la confianza de Estados Unidos en que la guerra se ha ralentizado a un lío brutal".


"Ambas partes han intercambiado golpes punitivos, centrados en ciudades pequeñas como Bakhmut, sin ninguna de las fuerzas capaz de desalojar completamente a la otra"


"El aumento ruso ordenado a principios de este año, destinado a revitalizar el esfuerzo de guerra de Moscú, se apoderó de poco territorio a costa de víctimas significativas y no hizo mucho para cambiar la trayectoria general del conflicto".

(Pie de imagen: Los soldados ucranianos charlan en Bakhmut golpeado por la guerra. | Foto de Iryna Rubakova/AP)


"Los combates también han pasado factura a los ucranianos. Catorce meses después del conflicto, los ucranianos han sufrido pérdidas asombrosos, alrededor de 100.000 muertos, con muchos de sus principales soldados al margen o agotados. Las tropas también han pasado por cantidades históricas de municiones y armamento, con incluso la prodigiosa producción de Occidente incapaz de satisfacer las solicitudes urgentes de Zelensky".


"Los funcionarios estadounidenses también han informado a Ucrania sobre los peligros de extender demasiado sus ambiciones y extender demasiado sus tropas, la misma advertencia que Biden dio al entonces presidente afgano Ashraf Ghani mientras los talibanes se movían para barrer por todo el país durante la retirada militar de Estados Unidos en 2021".


"Pero las posibilidades de que Ucrania retroceda de sus mayores aspiraciones son, por decir lo menos, improbables. "Es como si esta fuera la única y última oportunidad para que Ucrania demuestre que puede ganar, lo cual, por supuesto, no es cierto", dijo Alina Polyakova, presidenta y directora ejecutiva del Centro para el Análisis de Políticas Europeas en Washington, D.C.".



"Control de daños", ante un nuevo desastre de la administración Biden


Pese a la crítica realidad de las Fuerzas Armadas de Ucrania el New York Times los incita a luchar escribí el pasado 3 de abril tomando nada menos que un artículo del diario demócrata nytimes.com.


No voy a extenderme demasiado en análisis adicional, ya que lo expresado - también en politico.com - es sumamente esclarecedor sobre una realidad de "punto muerto" en el conflicto de Ucrania. El título que le he asignado al artículo, creo que también sintetiza la situación actual.


Las quejas de los estadounidenses ante una economía que no es la mejor, también comienzan a apuntar "al costo económico que Washington DC destina a Ucrania".


Normalmente el ciudadano común no pone su atención en "los gastos de guerra", pero las generaciones han cambiado.

Ya no se toma con tanta normalidad, y menos, cuando los medios de prensa han metido en un cuadrilátero pugilístico a "la causa Ucrania", a punto tal de crearse una grieta entre "banderitas de Rusia y del país de Zelensky", en todo el mundo con acceso a las redes sociales que hoy potencian las noticias.


En lo que atañe a un análisis, diría que no sucede nada nuevo. Nada que me sorprenda y que no haya anticipado desde el comienzo de este error grosero de la administración Biden que significó "ir a patear la osera". Está escrito todo en este mismo sitio en distintos artículos.


Todo huele mal. Olor a final de apoyo político, a punto tal que sobre sobre el artículo citado también dijo David Sacks en Twitter en modo preguntas:

"¿Qué pasó con la contraofensiva de primavera? Hace poco tiempo, se nos aseguraba que la victoria está garantizada. ¿Ahora la administración está preocupada por el fracaso?", dejando un emoji de pensamiento.

Quien se interesó en dar una respuesta, fue nada menos que Elon Musk, quien tuvo la mesura del caso, y expresó solamente que era: (un) "Artículo reflexivo de @Politico".

Y vaya si lo es! Tiene razón en ese concepto, aunque digo también que no tenía obligación de intervenir en el diálogo tuitero.


Hasta pronto !

Jorge Rausch McKenna

CEO @ConsultoraJRM

*Analista Político *Abogado *Periodista

Twitter: @JorRausch 

(Maldonado, Uruguay, 24 de abril de 2023, horas 01:37 pm GMT-3)


Relacionado:


Comments


  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram
bottom of page