Google obtiene un triunfo clave en la Corte de los EEUU y se ahorra miles de millones de dólares

La Corte Suprema dijo el lunes que Google no violó la ley de derechos de autor cuando desarrolló su sistema operativo móvil Android utilizando código de Oracle, un fallo muy esperado en el mundo de la tecnología que le ahorra a Google miles de millones de dólares en daños potenciales.

By Robert Barnes and Jay Greene April 5, 2021 at 1:29 p.m. GMT-3

El tribunal falló 6 a 2 para Google en el caso, que tiene importantes implicaciones para la industria del software. El caso se argumentó antes de que la jueza Amy Coney Barrett se uniera al tribunal y ella no participó en la decisión.

"Asumimos, por el bien de la argumentación, que el material era sujeto a derechos de autor", escribió el juez Stephen G. Breyer para la mayoría. “Pero sostenemos que la copia aquí en cuestión constituye, no obstante, un uso justo. Por lo tanto, la copia de Google no violó la ley de derechos de autor ".


Los jueces Clarence Thomas y Samuel A. Alito Jr. no estuvieron de acuerdo. Oracle había alegado en el caso de una década que Google infringió los derechos de autor relacionados con el uso de aproximadamente 11,500 líneas de código de la plataforma de programación Java para desarrollar Android. Oracle, que adquirió Java en 2010 cuando compró Sun Microsystems, solicitó US$ 9 mil millones en daños, argumentando que Google usó el código sin su permiso.


Thomas dijo que la compañía tenía un caso, en parte porque Amazon pagó a Oracle para que licenciara Java para sus dispositivos Kindle antes de que Google usara la tecnología en Android. Como resultado de su copia, escribió, Google “borró el 97,5% del valor de la asociación de Oracle con Amazon, ganó decenas de miles de millones de dólares y estableció su posición como propietario del sistema operativo móvil más grande del mundo. A pesar de esto, la mayoría sostiene que esta copia fue un uso legítimo ". (El director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, también es dueño de The Washington Post)


En una declaración contundente emitida después de la decisión, Oracle dijo que Google "robó" Java y "pasó una década litigando como solo un monopolista puede hacerlo". Este comportamiento es exactamente el motivo por el que las autoridades reguladoras de todo el mundo y de los Estados Unidos están examinando las prácticas comerciales de Google ".


Google dijo que acogió con satisfacción la decisión. "El fallo claro de la Corte Suprema es una victoria para los consumidores, la interoperabilidad y la informática", dijo Kent Walker, vicepresidente senior de asuntos globales de Google. “La decisión brinda seguridad jurídica a la próxima generación de desarrolladores cuyos nuevos productos y servicios beneficiarán a los consumidores”.


Matt Schruers, presidente del grupo comercial Computer & Communications Industry Association, dijo que el fallo del tribunal "que el uso justo se extiende a los principios funcionales del código informático significa que las empresas pueden ofrecer productos competidores e interoperables".


Google argumentó que el tejido de ese código en Android estaba protegido por la doctrina de "uso justo" que permite el uso sin licencia de trabajo protegido por derechos de autor en circunstancias, como este caso, cuando no hay otra forma de hacerlo. Breyer estuvo de acuerdo en que, aunque Google copió miles de líneas de código, sus ingenieros escribieron millones más y "pusieron a trabajar sus talentos acumulados en un programa nuevo y transformador".


"Google, a través de Android, proporcionó una nueva colección de tareas que operan en un entorno informático distinto y diferente", escribió Breyer. "Esas tareas se llevaron a cabo mediante el uso de un nuevo código de implementación (que Google escribió) diseñado para operar dentro de ese nuevo entorno". Breyer dijo que el hecho de que los programas de computadora sean "principalmente funcionales" dificulta la "aplicación de los conceptos tradicionales de derechos de autor" al mundo de la tecnología.


Pero dijo que la corte no necesita "revocar o modificar nuestros casos anteriores relacionados con el uso legítimo; casos, por ejemplo, que involucran productos de 'imitación', escritos periodísticos y parodias". Simplemente los aplica a "este tipo diferente de trabajo protegido por derechos de autor".


"Llegamos a la conclusión de que en este caso, en el que Google volvió a implementar una interfaz de usuario, tomando solo lo que se necesitaba ... la copia de Google de la API de Sun Java fue un uso justo de ese material como cuestión de derecho". El caso había rebotado en varios tribunales a lo largo de los años.


En 2016, los miembros del jurado dictaminaron que el uso del código Java por parte de Google estaba permitido como uso legítimo según la ley federal de derechos de autor. Dos años después, un tribunal federal de apelaciones anuló eso, dictaminando que "no hay nada justo en tomar una obra protegida por derechos de autor palabra por palabra y usarla para el mismo propósito y función que el original en una plataforma de la competencia".

La disputa se centra en la forma técnica en que los desarrolladores de software utilizan las interfaces de programación de aplicaciones o API. Ese es el código informático que permite que los sitios web y las aplicaciones funcionen juntos. Las API también reducen la cantidad de codificación informática básica que los desarrolladores necesitan para escribir con cada programa.


Google ganó el apoyo de varias empresas de tecnología, incluida Microsoft, que argumentó en su propio escrito que el fallo de la corte de apelaciones a favor de Oracle "corre el riesgo de alterar las expectativas establecidas desde hace mucho tiempo" que han permitido que la industria de la tecnología prospere al permitir que los programas interoperen.


El Departamento de Justicia apoyó a Oracle. Gerrit De Vynck contribuyó a esta historia, finaliza el Washington Post.


Anexo: El inicio de la demanda deI Oracle contra Google


Oracle - según la wikipedia- compró el lenguaje de programación de computadoras Java cuando adquirió Sun Microsystems en enero de 2010. Un lenguaje de programación es un lenguaje formal (o artificial, es decir, un lenguaje con reglas gramaticales bien definidas) que le proporciona a una persona, en este caso el programador, la capacidad de escribir (o programar) una serie de instrucciones o secuencias de órdenes en forma de algoritmos con el fin de controlar el comportamiento físico o lógico de un sistema informático, de manera que se puedan obtener diversas clases de datos o ejecutar determinadas tareas. A todo este conjunto de órdenes escritas mediante un lenguaje de programación se le denomina programa informático.


El software Java incluye conjuntos de código de software predesarrollado para realizar tareas comunes de manera consistente entre programas y aplicaciones. El código desarrollado previamente está organizado en "paquetes" separados, cada uno de los cuales contiene un conjunto de "clases".


Cada clase contiene numerosos métodos, que instruyen a un programa o aplicación a realizar una determinada tarea. Los desarrolladores de software "se acostumbraron a usar las designaciones de Java a nivel de paquete, clase y método".

Oracle y Google (el demandado) intentaron negociar un acuerdo para que Oracle otorgara la licencia de Java a Google, lo que le habría permitido a Google usar Java en el desarrollo de programas para dispositivos móviles que utilizan el sistema operativo Android. Sin embargo, las dos empresas nunca llegaron a un acuerdo.


Después de que fracasaron las negociaciones, Google creó su propia plataforma de programación, que estaba basada en Java, y contenía una combinación de 37 paquetes Java copiados y nuevos paquetes desarrollados por Google.

En 2010, Oracle demandó a Google por infracción de los derechos de autor por el uso de los 37 paquetes de Java. El caso se tramitó en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Norte de California y se asignó al juez William H. Alsup (quien aprendió por sí mismo cómo codificar computadoras)


Ahora la Corte Suprema de los EEUU le ha puesto fin a la demanda (11 años después) Google es la nave insignia de la empresa Alphabet, Inc. cuyo CEO es actualmente es el indio - estadounidense Sundar Pichai (un ingeniero informático cuyo nombre es Pichai Sundarajan) un ex desarrollador que ingresó en Google con productos tales como Google Chrome, Google Drive a los que le sumó justamente el sistema Android. Cuando compramos un teléfono generalmente ya nos vemos obligados incluso a ingresar un correo electrónico de Gmail.

El objetivo de la poderosa nave nodriza Alphabet está centrado en seguir desarrollando la Inteligencia Artificial (IA) ¿Dónde encontramos esta información? Simple: en Google. ¿Quienes maneja el mundo? La respuesta es obvia.

Retomando al título de este artículo, en la demanda Oracle había solicitado entre US$ 1.4 mil millones y US$ 6.1 mil millones. En junio de 2011, el juez tuvo que obligar a Google mediante una orden judicial a hacer públicos los detalles sobre la reclamación de Oracle por daños y perjuicios. El Washington Post hoy nos dice quien ha sido el vencedor.


Al final del primer juicio con jurado (la disputa legal eventualmente pasaría a otro juicio) los argumentos de los abogados de Oracle se centraron en una función de Java llamada "rangeCheck".


Todo muy técnico, menos los miles de millones de dólares y Google que ya domina el mundo

Siglo XXI

Una vez que Informix y Sybase fueron derrotados, Oracle disfrutó de años de dominio de la industria hasta el lugar de Microsoft SQL Server a finales de los 90 y la adquisición de IBM Informix Software en 2001 para complementar su base de datos DB2.


Hoy en día la principal competencia de Oracle para las licencias de nueva base de datos en UNIX, Linux y sistemas operativos de Windows está con DB2 de IBM, y con Microsoft SQL Server –que sólo funciona en Windows–. DB2 de IBM sigue dominando el mercado de bases de datos de mainframe.


En 2001, Oracle 9i trae más de 400 nuevas características incluyendo la habilidad de manipular documentos XML, opciones de alta disponibilidad, bases de datos en clúster. Un avance importante se hace sobre la definición de Bases de Datos Virtuales (VPD), autenticación vía LDAP y en la autoadministración de la base de datos.


En 2003, Oracle Corporation lanza Oracle 10g, donde la "g" viene de "Grid", incorporando el manejo y administración de bases de datos Grid Computing, un conjunto de bases de datos cuya administración de espacio, recursos y servicios pueden administrarse como si fueran una sola.


En 2007, Oracle anunció la última versión de su base de datos en la ciudad de Nueva York, la denomina Oracle 11g, el siguiente paso en la historia de la innovación tecnológica de Oracle Corporation.


En abril de 2009, Oracle anunció su intención de comprar Sun Microsystems después de un tira y afloja con IBM y Hewlett-Packard. La Unión Europea aprobó la adquisición de Sun Microsystems por parte de Oracle el 21 de enero de 2010 y acordó que «la adquisición de Sun por Oracle tiene el potencial de revitalizar los activos importantes y crear productos nuevos e innovadores».


En septiembre de 2014, su fundador, Larry Ellison, se retira de la dirección general de la compañía quedando como Presidente Ejecutivo de la Junta Directiva y Director General de Tecnología. En su reemplazo fueron nombrados como directores generales Safra Catz y Mark Hurd.


Antes de desafiar políticamente a las tecnológicas, todo jefe de campaña debe tener muy presente a que se enfrenta. No es el futuro, es el presente, y su gran demostración de poder lo dieron el año pasado, cuando le quitaron hasta las aplicaciones ancladas en la plataforma al mismísimo presidente de los EEUU, Donald Trump.

Y como ya lo he analizado hace meses, la censura en el gran país del Norte, iba a ser funcional a los gobiernos dictatoriales, o con poco o nada apego por la democracia.

Hoy vemos aún a los EEUU en medio de esta “rara pandemia” del coronavirus y con un Bill Gates (creador y fundador junto con Paul Allen de Microsoft) que nos aporta consejos y financia con su Fundación hasta a grupos de científicos. Al respecto existe hasta un documental que emitió Netflix con relatos del propio Bill Gates en los que se destacan sus donaciones.


Lo positivo es que Bill Gates ha dicho que la pandemia del Coronavirus terminará a fines del año 2022. "Si algo ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, probablemente será un virus muy infeccioso más que una guerra. No misiles, sino microbios", avisó Gates https://www.marca.com/tiramillas/actualidad/2020/11/24/5fbcdb0d268e3eee088b4628.html

El co-fundador de Microsoft también financia una supervacuna para preservar a la humanidad de cualquier virus. Una inmunización mucho más fuerte a la que hoy tenemos. Como era de esperar, Bill Gates tuvo y tiene sus detractores en esa intromisión tipo Nostradamus. Calma Bill, apiádate de nosotros https://www.latimes.com/espanol/california/articulo/2020-04-12/bill-gates-presagio-el-coronavirus-y-

También la Fundación Gates, además del programa de Becas, es una de los aportantes más importantes de la enciclopedia ourworldindata.org que es tomada como la más confiable en términos de estadísticas y evolución del nuevo coronavirus en el mundo. Al respecto se han creado muchas versiones conspirativas, las cuales no comparto.

Tecnología y política: Los “nuevos jugadores” ya muestran sus dientes


Algunos países del mundo insisten en cobrar un impuesto a Google. Hace pocas semanas Australia estuvo inmersa en el tema y en el conflicto con Facebook que principalmente se genera entre los medios de prensa y agencias de noticias.


El problema es el de siempre: el dinero por la publicidad y la distribución de noticias “gratis”, amén de otros intereses que no asoman en superficie. Un medio de Prensa conlleva gastos y los periodistas ven que sus trabajos “se esfuman en la web”.


Rusia ha tratado por todos los medios de relentizar a la aplicación Twitter. Básicamente que el usuario con un proveedor de la Federación Rusa no pueda ver fotos o videos (multimedia) Pero así como sucedió en su momento con la app Telegram (competidora de WhatsApp, pero con problemas con el Kremlin) utilizando un VPN el usuario ruso “replica” en otra IP de otro país y salta el cerco.


Las acciones de Dmitry Pescov y la Roskomnadzor (ente regulador) supuestamente buscaban que Twittear elimine contenidos y al respecto - entre otros- El País recuerdo que decía https://elpais.com/internacional/2021-03-10/rusia-afirma-que-ha-ralentizado-twitter-en-su-territorio

Quizás el objetivo de Rusia (que fue muy crítico de las plataformas luego de las elecciones de EEUU) esté buscando acceso al filtro / censura, que posee la China y su comunismo más stanislista.


Los medios tradicionales y las Redes Sociales (ancladas en Google) solo tuvieron una pausa en sus disputas por las elecciones en los Estados Unidos. ¿Puede un candidato presidencial llegar a la presidencia si el aval de las plataformas digitales?


Nos están demostrando que no. Son los nuevos jugadores. Manejan el flujo de información y conocen los gustos de las personas. Y ello sirve para ofrecernos desde un par de zapatillas, hasta las bondades o lo malo de alguna persona pública.

Con el tiempo también sabremos el porque del interés en difundir y del estar ya en una etapa de naturalización de las criptomonedas. ¿Van en un futuro por el dólar estadounidense y las monedas mundiales? Planteado así, hoy es un delirio. El tiempo será testigo. La irrupción de estos nuevos ricos, es una realidad. La nacionalidad de los actores no tiene ninguna importancia aunque la diversidad (hoy aceptada casi en todo el mundo) es buena y a su vez llamativa.

Nombré al indio-estadunidense Sundar Pichai (CEO de Alphabet, Inc dueña de Google), tenemos al sudafricano Elon Musk (el de los cohetes “reutilizables” que contrata la NASA) y un detalle de la reciente salida de la jefa de Inteligencia Artificial (AI) la etíope Timnit Gebru, por ciertas duvergencias. Gebru además es una científica en computación etíope, especializada en algoritmos de minería de datos y sesgo algorítmico. También aboga por la defensa de la diversidad en la tecnología y es cofundadora de Black in AI, una comunidad de investigadores negros que trabajan en inteligencia artificial. Tras la controversia, el CEO de Google ,Sundar Pichai, emitió una disculpa sin admitir haber cometido un delito, dice la enciclopedia Wikipedia.


Más de 1200 empleados de Google y 1500 investigadores firmaron una carta condenando el supuesto despido de Gebru. El 16 de diciembre de 2020, el equipo de investigación de IA ética de Google exigió que la vicepresidenta Megan Kacholia fuera destituida de la cadena de gestión del equipo.


Kacholia supuestamente había despedido a Gebru sin notificar primero al gerente directo de Gebru, Samy Bengio. El equipo de inteligencia artificial ética de Google también exigió que Megan Kacholia y el jefe de inteligencia artificial de Google, Jeff Dean, se disculpen por cómo se la trató a Gebru.

Nueve miembros del Congreso enviaron una carta a Google pidiéndole que aclarara las circunstancias en torno a la salida de Timnit Gebru.


En realidad nunca sabremos la verdad de la salida de la etíope Timnit Gebru, que también trabajó en Apple. ¿Contratos de confidencialidad?


Como vemos, en Alphabet no existe un problema de razas religión ni etnias, lo que está muy bien. Solo es llamativa la coincidencia en altos cargos. Coquetean con China comunista y posiblemente el Mundo para ellos “no sea ya el mismo tal cual lo observamos nosotros”.

Quizás la Guerra Comercial de Donald Trump con China, iba “más allá”. Un dato interesante: todas las tecnológicas ganaron aproximadamente un 20% más y en plena pandemia: ¿Quienes fueron los únicos que perdieron? La administración Trump y la mayoría de los Republicanos.

Hoy tenemos al multimillonario Elon Musk (dueño de Tesla y SpaceX) lanzando decenas de satélites mejorados para “utilizar internet”. Supuestamente “Internet para todos”, pero la instalación cuesta unos US$ 90 y el abono US$ 100. Argentina y Chile ya tienen precontratos con el magnate sudafricano con nacionalidad canadiense y estadounidense.


La Corte Suprema le dio la razón por 6 a 2 a Google (Amy Coney Barrett, no llegó a votar como la 9na. integrante) Barrett ingresó en octubre de 2020 por propuesta de Trump. Pero la Corte Suprema “también salvó a Hillary Clinton de ser interrogada por utilizar en mail personal”, y no el oficial del Departamento de Estado durante la gestión de Barack Obama https://www.jorgerausch.net/post/la-corte-suprema-salvó-a-hillary-clinton-quien-utilizó-su-correo-el


La Casa Blanca ha resignado su liderazgo sensiblemente su liderazgo en el mundo. ¿Qué liderazgo mundial ejerce hoy Joe Biden? Es más, Rusia y China de la mano de las vacunas le están “pisando en patio trasero” en América del Sur. Es lógico y no es necesario ser analista político: espacio que se deja libre lo ocupa otro.


Culpar a Vladimir Putin o a Xi Jinping por aprovechar las oportunidades que les regala Joe Biden, sería un error. La sensación es que en lo que va de 2021, EEUU ha abandonado a países claves y muy ricos en reservas naturales, como por ejemplo Argentina.

Hasta pronto !


Jorge W. Rausch McKenna

*CEO Consultoría *Analista Política *Abogado *Periodista

Twitter: @JorRausch

Maldonado, R. O. del Uruguay


(Con información de washingtonpost.com )

Robert Barnes Foto de cabeza de Robert Barnes, quien además ha sido reportero y editor del Washington Post desde 1987. Se unió a The Post para cubrir la política de Maryland, y se ha desempeñado en varios puestos de edición, incluyendo editor metropolitano y editor político nacional. Ha cubierto la Corte Suprema desde noviembre de 2006.

Jay Greene es un reportero de The Washington Post que se centra en la cobertura tecnológica en el noroeste del Pacífico.

Información y datos técnicos: Wikipedia

8 vistas0 comentarios
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram