“Humo”, “ventajita”, y otro apodo más privado. Pero lo cierto, es que Sergio Massa sabe cuando irse

Sergio Tomás Massa es hoy el presidente de la Cámara de Diputados de Argentina, cargo que naturalmente “suponían muchos analistas exclusivos de medios tradicionales” que ocuparía Máximo Kirchner, por su apellido y por la presencia de su madre como vicepresidenta, a pesar de seguir multiprocesada judicialmente. En lo que no repararon algunos “opínologos de panel”, es que estamos hablando de línea sucesoria en el orden de acefalía, en un gobierno que derrotó a Mauricio Macri gracias a la virtud peronista “del rejunte”. También se hacen los distraídos “en que su ingreso al FdT fue pactado con el poder que respalda a Massa y sus intereses”.

Y no es que Sergio Massa se haya ido de la Alianza del peronismo de izquierda, del centro o de derecha denominado “Frente de Todos”.


El ruido interno lo generó ayer en una nota que reprodujo el portal Infobae, donde se despegó del grupo del kirchnerismo duro, que también conforma el “FdT”, y que muchos consideraron como un distanciamiento de sus socios.


Sergio Massa con sus padrinos políticos aportantes y con “lógicos intereses”, fue fundamental para que la fórmula Alberto Fernández - Cristina Fernández de Kirchner; derrotaran la ambición de Mauricio Macri de gobernar el otro periodo de cuatro años que le permitía la Constitución Nacional.

Pero también fueron fundamentales agentes externos que provocaron de manera excepcional corridas del dólar al ritmo de un sector del “periodismo complice” y quizás fogoneados por un grupo de empresarios “enojados con causas judiciales”, por el haber perdido “el retorno”, y que encima quién lo hacía “era el hijo” de alguien que se paseaba años anteriores en el Tango 01 con presidentes peronistas. ¿Un cóctel muy difícil de digerir? Al menos eso se percibía para quienes tenemos memoria y no intereses políticos ni cumplimos órdenes editoriales.


Humo dijeron y dicen muchos, entre propios y ajenos, para quitarle la agenda a Mauricio Macri de las escuelas

Más allá de ese deseo del expresidente Mauricio Macri, en este 2021 volvió a reclamar de manera dura el regreso de los niños y estudiantes en general a las escuelas, las que el kirchnerismo tampoco abrió en “nombre del coronavirus”.


Cada vez que reaparece Macri y con un solo y mero posteo en las redes sociales, desde el gobierno enloquecen, y más, en un año donde se debería votar en elecciones de medio término que significan ”el terror” del núcleo radicalizado con Cristina Kirchner, en el Frente de Todos.


Por lo pronto, buscan suspender las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) un sistema previo de decantación de candidatos que no superan “el piso electoral” para competir en la elección.

En lo personal, soy partidario de eliminar ese sistema - que también como lo indica su nombre - significa que obligatoriamente el ciudadano argentino debe ir a votar.

Su eliminación, además, significa un ahorro de dinero y dejar al votante en paz y no someterlo a tantos domingos de concurrencia a las escuelas. No embromarles “la vida”, y tampoco someterlo a las fatídicas propagandas en los medios audiovisuales tradicionales, mientras están en Internet o con gigantografías que ‘contaminan calles, avenidas, autopistas, plazas’, etc.


La única duda que me asiste es mi resistencia a que el kirchnerismo realice cambios sobre un proceso electoral, del que ya tiene ventajas, por el manejo de padrones electorales y del Correo. Ahí es cuando digo “la plata se va igual”, mejor que a las PASO las reforme o elimine otro gobierno.


Es que además dejaron de ser elecciones primarias, y se convirtieron en una interna partidaria. Una ley a “la medida del peronismo kirchnerista”, que les sirvió en “su momento”, pero que permanece como “el verso de depurar los padrones electorales” e instrumentar un DNI tarjeta y una especie de Libreta Electoral.

Para ser franco, la oposición con Rogelio Frigerio en el área, “también se enamoró” de esos mismos padrones, y hasta se cambió nuevamente el DNI para votar. ¿Nos toman por idiotas? Quizás cambiando nuevamente nuestros documentos, era y es una forma de impuesto más, para costear los gastos inútiles de reproducir centenares de miles de boletas electorales


¿Cuándo van a entender los políticos y sus asesores que los tiempos han cambiado?


Por ejemplo en el año 2019, algunas provincias, para asegurarse un triunfo contra Mauricio Macri, adelantaron sus elecciones y así, sumando las elecciones nacionales, obligaron y les arruinaron a la gente cinco domingos; ya que además hubo balotaje presidencial en el que se impuso el candidato designado de Cristina Kirchner, Alberto Fernández; con la ayuda de otro peronista, Roberto Lavagna, quien formó para las elecciones generales de 2019 una “lista colectora” (por fuera) para “captar votos peronistas y supuestamente “no kirchneristas”. Una trampa política legal, aunque no moral.

Otros dudosos actores que podrían repetir


Además, por más que desde las matemáticas se ponga en dudas, el daño electoral que infringió al expresidente Macri el economista “liberal” José Luis Espert, también fue vital, y no tanto desde las urnas, sino por sus participaciones desde el panel de programas de TV como el “Grupo América”, que “casualmente sus dueños” son de extracción peronista.

José Luis Espert es el mismo tipo que visitó la provincia de Formosa y se reunió con el gobernador feudal Gildo Insfrán, quien subió las fotos a las redes sociales.


Justamente Insfrán, quien está denunciando por estos días por encarcelar personas en nombre del coronavirus y hacinarlos en centros de detención o campos de concentración como dijo un invitado en un programa de TV.

(Reproducción de agenfor.com.ar)

También Espert en 2018/19, era un continuo invitado a otros Canales de TV y de radio, que “sorpresivamente” se habían volcado contra Mauricio Macri, aprovechando que el país no estaba en su mejor momento económico, por el contexto mundial y por errores propios del equipo económico.


La candidatura de José Gómez Centurión, si bien restó al macrismo algunos pocos votos, no incidió como la dudosa “jugada política” que representó la sorpresiva candidatura de José Luis Espert, quien se volvió - con el correr de los meses - un tipo soberbio y de muy malos modales.


Tan “sospecha fue su candidatura sin chances”, por tratarse de una elección a presidente, que a Espert solo se lo ve con su ex compañero de fórmula y del libertario maleducado Javier Milei, quien hace papelones al no poder controlar su ira.

Hoy, representan para muchos un verdadero papelón que ni liberales de la talla de Roberto Cachanosky o de Ricardo López Murphy desean tenerlos cerca.

Abran las escuelas pidió el líder de la oposición


Fue, como decía, un pedido que ya en 2020 hizo como jefe de la oposición Mauricio Macri, quien además, si bien niega presentarse en las elecciones de este año, estimo que podría ser candidato a Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires.


No presentarse, sería un desperdicio electoral, por el sistema electoral arcaico argentino compuesto de boletas que solo “se pueden cortar por categorías”, pero no a ningún candidato de “esa lista inmensa de desconocidos”, que sigue a quien la encabeza.

Solo en dos provincias de las 24 se utiliza reiteradamente la Boleta Única de Papel, que permite “marcar independientemente” al candidat/a que el votante desea elegir.


Desde mi posición además estimo que Mauricio Macri estaría más seguro con fueros parlamentarios, porque el kirchnerismo duro lo quiere preso, y para ello, le han realizado distintas denuncias judiciales. Algunas, ya viciadas de nulidad desde su origen, ya que en el afán kirchnerista de buscar “jueces o fiscales amigos”, al menos una Causa, no tiene jurisdicción judicial para investigar “presuntos delitos” ya que ocurrieron fuera de su ámbito.

Si bien todo indica que Juntos por el Cambio (JxC) derrotará al gobierno en las elecciones legislativas de este año, y así le quitará la mayoría automática al menos en la Cámara baja del Congreso, “la política es el arte de lo posible”, como decía Aristóteles, Maquiavelo, Bismarck, Churchill o al historiador que le guste. Y siendo así, aconsejaría su candidatura por esas dos razones: arrastre de votos y hacerse de fueros parlamentarios, más allá de haber cometido delitos o no, como creo.


El kirchnerismo sabemos que no tiene mucho apego por la Justicia o la República. Como dice el viejo dicho “mejor prevenir que curar”, y si tienen dudas, pregunten a un tal Donald Trump.

Por último, estimo que la coincidencia de Sergio Massa con el líder de “JxC” para que se reabran las escuelas, conlleva dos objetivos: primero quitarle la agenda política a la oposición y segundo, mostrarse como despegado de un kirchnerismo voraz que busca avanzar contra las instituciones de la República, antes de perder la mayoría en una o las dos Cámaras del Congreso.

La atención de la oposición también debe estar centrada en que el gobierno no busque posponer las elecciones en nombre del coronavirus. Hoy, “puede leerse como una alocada idea”, tanto como a que propongan que la gente vote por Correo.

Algunos dirán o se preguntarán: ¿Un abogado escribe eso sabiendo que por ley no se puede?

Si bien no ejerzo ni soy constitucionalista, recuerden que el coronavirus y “sus variadas cepas” es peligroso, pero más lo es, “la cepa kirchnerista”.

Mientras, los gremios docentes vinculados a la central gremial peronista CTRA, junto a maestros y profesores militantes del gobierno, por más que hacen todo lo posible para que las clases no se inicien, ya no podrán evitar la presión social por tratarse de algo tan sensible - para el común de la gente - al conjugarse dos actores sagrados: niños y educación.


Hasta pronto!


Jorge W. Rausch McKenna

*Analista Político *Abogado *Periodista

Twitter: @JorRausch




128 vistas0 comentarios
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram