Las decisiones se toman en Cuba y Cristina Kirchner nos afilió al Club

Actualizado: 16 de abr de 2020

Cuando se toman decisiones que nada tienen que ver con la realidad económica, social, histórica y geopolítica del país;

con un simple análisis nos damos cuenta que algo "no nos cierra".

Tampoco sirve para nada un razonamiento rápido que nos puede llevar a errores y hasta caer en el ridículo. Está muy bien saber "ponernos un freno" y ser responsables.

Muchas veces también nos juegan en contra, circunstancias normales como el miedo. Cuando se escribe sobre gente poderosa, es muy normal sentir temor.

Como en todas las profesiones, existen personas con distintas capacidades de análisis. Algunas de esas diferencias pueden ser innatas y otras adquiridas con el tiempo.

La diferencia siempre la marca la capacidad innata la que se amplía con el estudio y la experiencia que obtenemos con el transcurso del tiempo.

Lo que deseo expresar es que no se trata de rotular a que un individuo tiene o no, lo que se denomina vulgarmente un "sexto sentido", ya que tal expresión, carece de entidad científica.

Tampoco se puede medir la capacidad de un analista político (en mi caso), por su coeficiente intelectual.

Está aclaración la hago, ya que en las redes sociales me suelen sugerir tales debates.

¿Si aparece el miedo como barrera? Reitero que en mi caso lo tengo algunas veces y más, desde que el eje chavista "nos blanqueó" el ciberpatrullaje.

<<Reitero que emocionalmente me siento muy bien, feliz, tengo planes y que por ende, no pienso suicidarme>>

Cuando se dan ciertas situaciones políticas que uno las procesa como anormales, se "prende una especie de alarma mental" que hacen crecer la desconfianza.

No escribir y publicar sobre esas situaciones, en mi caso, provocan hasta un sentimiento de culpa.

Además, luego de hacerlo, se siente una sensación de alivio que solo los psicólogos saben la respuesta.

Detractores de los análisis siempre habrán y como muchas veces, salen en manada.

Por otro lado, muy pocas veces, te recompensarán por los aciertos.

Es más, muchos periodistas "pescadores" caen en sus redacciones con "notas de análisis o primicias" que hurtan de blogueros, páginas web y hasta de redes sociales.

A esta altura y con ciertos pergaminos que con día y horario (datan los artículos o redes como Twitter), poco me importa.

No vivo de ésto, y solo lo hago como un hobby y hasta pago para excluir publicidad de esta página.

Algunas veces con seudónimo, público en algunos medios del exterior o autorizo a que algún colega tomé el material. También es a título gratuito ya que el enfoque económico está concentrado en la Consultoría.

Basta con mi autorreferencia, y vamos al título y ...

QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA !

Ayer en Argentina se cerró la jornada política con el presidente Alberto Fernández impulsando la idea kirchnerista de imponer un nuevo impuesto.


Luego de todos estos meses, descarto que el presidente Alberto Fernández tenga un pensamiento ajeno al chavismo.


Estoy hablando de un presidente designado por su vicepresidente.

El cogobierno no se muestra como tal, sino que más bien es una diarquía o gobierno bifronte, dónde claramente el poder real lo tiene la vicepresidente Cristina Kirchner.


Alberto Fernández, adoptó la idea de poner más impuestos a los privados, en épocas en que la economía está congelada y que las máquinas de emitir billetes "largan humo"


A todo esto, el dólar estadounidense sobrepasa los 110 pesos con una inflación que mañana superará ampliamente el 3%, más allá de los retoques que le hagan en el INDEC.


El gobierno argentino trata de emitir tantos billetes, como los protagonistas de una temporada de la serie española "La Casa de Papel", que fue un éxito en Netflix.


¿Quién puede tomar la decisión de poner un nuevo "impuesto pátria" o "solidario" a la riqueza, en pleno desarrollo de la pandemia de Covid19?


Solo alguien que reciba instrucciones desde el exterior, podría impulsar un proyecto de ley para cobrar el 1,5% a quienes tengan solo 3.000.000 de dólares como piso. Es decir, que siguen urgando en "el fondo del tacho" en búsqueda de dinero para sostener a "los que menos tienen". Es decir, una frase recurrente del peronismo y del populismo latinoamericano en general.


Si el proyecto tiene su origen en la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, es muy probable que la sugerencia venga de sus socios del eje chavista con epicentro en Cuba.


Esto no un análisis alocado o que nunca sucedió. De hecho, Venezuela y Nicaragua, son gobernadas desde la Habana, y Cristina Fernández de Kirchner es integrante de ese grupo alocado que nació como fruto del "Foro de San Pablo", y que con Hugo Chávez como líder fueron e insisten con el llamado "Socialismo del Siglo 21".


No voy a extenderme sobre el Foro o Hugo Chávez y Fidel Castro, porque sería extenso y muchos lectores saben de qué se trata. También en internet existe suficiente información al respecto, como de los trasnochados personajes (algunos ya fallecidos) y otros "en trámite de fallecimiento" como el caso del ex guerrillero Daniel Ortega.

Cuando las coincidencias las tenés a tu vista

Es recurrente escuchar a los medios de prensa adictos al kirchnerismo chavista, criticar continuamente y con dureza a dos presidentes en ejercicio: Donald Trump y Jair Bolsonaro.


Sinceramente: ¿A usted le interesa tanta información crítica sobre ambos presidentes?

Creo que en realidad a ninguna familia argentina les interesa tanto flujo de información como la que le dan los medios.


Pero "casualmente" el presidente Bolsonaro y el de EE.UU. son los que más enfrentados están con los amantes del régimen chavista.

¿No te parece muy evidente?

También son dos presidentes que son duramente criticados por la prensa de sus países.

Casualmente también ambos prefieren comunicarse por Twitter, y todo indica que no hay "sobres".


El gobierno argentino está enfrentado con los mismos países que están enfrentados Venezuela, Cuba y otros satélites menores sobrevivientes.


Con la pandemia del coronavirus, los argentinos hemos rescindido peligrosamente muchos derechos. El Congreso Nacional y el Poder Judicial, no funcionan y el kirchnerismo sigue gobernando con Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU)


Obviamente, aclaro, que estoy de acuerdo con la cuarentena obligatoria, como la única forma de controlar la pandemia. Es lo que recomiendan los especialistas de todo el mundo.


Pero también soy consciente de que algunas actividades comerciales deberían irse activando, y que cada gobernador debería tener la autonomía para decidir que actividades exceptuan. No tiene nada que ver la Ciudad Autónoma de Bs. As. y el Gran Bs. As. con otras realidades comerciales de pequeñas localidades del interior del país.


Lo cierto es que este virus nos va a enfermar, como enfermó a las poblaciones de otros países del mundo. Sobre el panorama argentino frente a la pandemia, he expresado lo sombrío que será en el artículo anterior.


Cuáles serán las prioridades kirchneristas cuando pase la pandemia?


Recordemos que antes de la declaración de la pandemia, más allá de todas las barbaridades que se dijeron desde el gobierno, las prioridades del kirchnerismo eran la ley de aborto, la intervención judicial de la provincia de Jujuy para liberar a Milagro Sala, la ley de modificación del régimen especial de jubilaciones para nombrar jueces amigos y hasta le estaban recortando 35.000 millones de pesos a Horacio Rodríguez Larreta.


Hoy, porque necesitan del sistema de salud de Bs. As. se refugian en el bastión del ex presidente Mauricio Macri.


El futuro de político e institucional de Argentina, depende de dos factores: de como ataque el Covid-19 cuando llegue su pico máximo, y de la flota del Comando Sur que navega rodeando al régimen de Venezuela.





59 vistas0 comentarios
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram