top of page

Rusia habría ofrecido a Ucrania volver a sus fronteras: la condición era no a la OTAN. ¿Qué sucedió?

Desde pravda.com.ua, el 5 de mayo de 2022 el periodista Román Romaniuk escribió un artículo que hoy pasa a tener una trascendencia histórica. El título fue "La 'rendida' de Zelensky hasta la rendición de Putin: cómo van las negociaciones con Rusia". Hace unos días atrás se conoció de parte de Vladimir Putin (en realidad amagó a mostrar unos papeles sobre un acuerdo de "un alto al fuego", pero no entregó copia a los periodistas). El tema es que justamente se estaba refiriendo a las reuniones en búsqueda de la paz que se realizaban en Estambul, Turquía; y a pocos meses de la invasión del Kremlin al territorio de Ucrania. Entonces, ello mínimamente nos hace retroceder a esa época, para tratar de encontrar un asidero a las copias que "amagó a mostrar Putin". Para ello, entonces, primero vamos a recordar que decía por ejemplo el citado artículo. Ruego a usted que tenga la paciencia y así entenderá por qué las sospechas. SE DESARROLLA EL ARTÍCULO TEXTUAL (con la mejor traducción posible):

Comenzaba: "Las conversaciones de paz con Rusia son la historia de cómo Ucrania ha pasado de la desesperación a darse cuenta de su propia fuerza y de su círculo de verdaderos aliados durante 70 días de guerra a gran escala".


"El primer día de la guerra se nos hubiera permitido firmar una versión del acuerdo de paz como la que tenemos ahora, lo habríamos hecho sin pensarlo dos veces. Pero ahora el acuerdo parece demasiado compromiso para nuestro lado", compartió un miembro del círculo íntimo del presidente Zelensky estrictamente extraoficial en una conversación con Ukrainska Pravda.


"En términos generales, la preparación de Ucrania para alguna forma de rendición táctica en las primeras horas del ataque ha dado paso a los primeros intentos de esbozar la futura derrota de Rusia".


"Es obvio que el reconocimiento público de tales escenarios sería un paso demasiado valiente para el equipo de Zelensky ahora. Pero en los gabinetes de la Oficina del Presidente, este curso de los acontecimientos ya no se discute como una fantasía, sino como algo real.

O, para ser más precisos, algo que Ucrania puede hacer realidad"


"La creencia de Zelensky en esto se ve agravada por dos cambios importantes en la política global. En primer lugar, el mito del "poder" de Vladimir Putin y su ejército está siendo aplastado gradualmente en las afueras de Irpin y Rubizhne".


"En segundo lugar, el aislacionismo de Occidente y su renuencia a ayudar realmente a Ucrania han sido finalmente enterrados en las fosas comunes de Bucha, Borodianka y Mariupol".


Ukrainska Pravda "descubrió cómo estos dos cambios están afectando el curso de las conversaciones de paz con Rusia, quién está hablando con quién y cómo la visita de emergencia de Boris Johnson cambió el curso de los acontecimientos".


72 horas para rendirse

"Vladimir Putin tuvo que conquistar Ucrania en 72 horas. Ucrania solo tenía una opción: rendirse. Estas dos simples frases podrían resumir el punto de partida de la guerra ruso-ucraniana y, en consecuencia, las conversaciones de paz".


"Para aquellos que dudan de su veracidad, debe aclararse que fueron nuestros socios de Occidente, no el Kremlin, quienes informaron de este escenario para Kiev y Zelensky".


"Así que lo entiendes, Zelensky recibió la primera oferta de abandonar Ucrania y formar un gobierno en el exilio antes de la guerra a gran escala. Esta oferta se hizo sinceramente al presidente durante la conferencia de Múnich. Y dijeron que era mejor [para Zelensky] no regresar a Ucrania", dijo un miembro de la delegación en Múnich a Ukrainska Pravda en secreto.


"Se le pidió a Zelensky que eligiera Varsovia, Londres o cualquier otro lugar para su "residencia". Para sorpresa de todos los socios, el presidente regresó a Ucrania.

"Desayuné en Ucrania esta mañana y cenaré en Ucrania", dijo Zelensky entonces, sorprendiendo a la audiencia en la reunión, tal vez nada menos que con su famoso discurso criticando a Occidente".


"La posición de los socios era comprensible: conocían los preparativos de Putin, conocían los planes de su ejército, sabían qué misiones se estaban enviando en sobres de personal a los comandantes de varios niveles en los 120 grupos tácticos de batallones de ataque reunidos alrededor de Ucrania".


"Y 'sabían' que Ucrania no tenía ninguna posibilidad".


"Al principio no conocíamos los planes exactos de la Federación Rusa. Pero cuando incautamos los documentos del personal de los comandantes rusos muertos cerca de Kiev, lo entendimos todo. Todo se anotó allí: cuándo y dónde debería estar el grupo en particular, y los paracaidistas de élite tuvieron que despejar el cuartel del gobierno en Kiev en un plazo de 72 horas".


"Las mismas 72 horas de las que todos nuestros socios nos habían hablado", explicó uno de los principales "oficiales de seguridad" de Zelensky, en una conversación con Ukrainska Pravda.


"Pasó un día, pasó el segundo día y el tercero, y Kiev seguía en pie. Los bosques alrededor de la capital estaban llenos de armaduras rusas quemadas y los cadáveres de soldados, y Kiev seguía en pie. Los aeródromos de Hostomel y Vasylkiv estaban en llamas, los helicópteros rusos volaban y caían, y Kiev seguía en pie".


"Eventualmente, al tercer día, sentimos, tal vez incluso nos dimos cuenta, que sobreviviríamos. Que sí tenemos la fuerza. No fue hasta el tercer día que tuvimos tiempo de salir del refugio por primera vez", dijo un alto representante del equipo presidencial".


"Y justo después del tercer día, en la mañana del 27 de febrero, Rusia y Ucrania anunciaron el inicio de las negociaciones".

"Paz en Estambul"

"La primera fase del plan de Putin fracasó, y la blitzkrieg del "segundo ejército más grande del mundo" fracasó. Pero el presidente de Rusia todavía creía que tenía suficiente fuerza para obligar a Ucrania a rendirse durante las conversaciones".


"Como dijo Davyd Arakhamia, el líder del equipo de negociación ucraniano, en una entrevista, la primera tarea de Zelensky fue dar a los rusos la impresión de que Ucrania estaba lista para negociar".


"La tarea se estableció para que un resultado exitoso fuera la sensación de que la delegación rusa regresaría a casa e informaría a su presidente de que es posible hablar con estas personas (miembros de la delegación ucraniana - UP) y que podrían considerar algo", dijo Arakhamia.


"Pero los rusos llegaron a la primera ronda de conversaciones no para hablar, sino para formalizar la rendición de Ucrania".


"Para abreviar una larga historia, la esencia de ese acuerdo, David [Arakhamia] lo tiene en alguna parte, es que nosotros [Ucrania] nos estamos rindiendo. Y la desnazificación y el resto [de las demandas del lado ruso] están por encima de todo eso", dijo un miembro de la delegación.


"Está claro que la delegación no tenía ni el poder ni la autoridad para cumplir con tales demandas. Sobre todo porque las instrucciones que les había dado el presidente eran totalmente diferentes".


"Nuestra delegación fue a la primera reunión el 28 de febrero con instrucciones que establecían claramente que Rusia debe regresar a las fronteras a partir del 23 de febrero, es decir, no hay nueva ocupación, retirada de tropas, así sucesivamente", dice uno de los principales miembros del equipo de Zelensky que participó en la preparación de las negociaciones".

"Sin embargo, Arakhamia y Co. [la delegación] cumplieron con la tarea principal del Presidente: se estableció contacto con Vladimir Medinsky [el principal negociador de Putin] y, hay que decirlo, está en curso".


"Aunque este canal oficial de negociaciones no es el único que trabaja en un tratado de paz con Rusia. Otro participante en las conversaciones entre Kiev y Moscú, entre bastidores, es el multimillonario ruso Roman Abramovich".


"Roman también ha estado en contacto con Arakhamia. Su ventaja es que probablemente es el único que tiene acceso directo a Putin. Él [Putin] se reúne con él en persona dondequiera que esté. Toda la delegación oficial [rusa] solo ha visto a su jefe en la televisión. Medinsky puede hablar con Putin, pero solo por teléfono", dice la fuente de Ukrainska Pravda en Bankova [la calle donde se encuentra la Oficina Presidencial en Kiev], que está familiarizada con las negociaciones".


"Una historia interesante sobre el nivel de acceso de Medinsky a Putin fue contada por la publicación de investigación rusa Proekt, fundada por ex periodistas de Dozhd [Dozhd, también conocido como TV Rain, es un canal de televisión ruso independiente que fue cerrado el 1 de marzo de 2022 por el gobierno ruso]. Según Proekt, después del famoso discurso sobre el Acuerdo de Estambul, cuando Medinsky comenzó a ser destrozado por la propaganda oficial por apegarse al objetivo oficial del gobierno, trató de llamar a Putin. Pero el teléfono no fue contestado durante todo un día".


"Por cierto, sobre Estambul. Este es el punto clave de las conversaciones ruso-ucranianas de hoy. De hecho, los puntos de los acuerdos planteados por Medinsky después de la reunión de Estambul son ciertos.

"Limpiamos todas las tonterías sobre la "desnazificación", la "desmilitarización", el idioma ruso, y así sucesivamente".


"Observamos allí que Ucrania no estaba lista para unirse a la OTAN a cambio de garantías de seguridad estrictas y claras. Se preparó un marco para el acuerdo. Pero entonces las delegaciones simplemente no pudieron avanzar más".


"Decimos, chicos, el tema de Crimea y Donbas tiene que ver con el estatus territorial. Nadie aquí está autorizado a hablar de ello. Deja que los presidentes se reúnan y decidan a dónde ir. Necesitamos una reunión entre los líderes", dijo una de las fuentes sobre Bankova.


"Esta reunión estaba casi preparada. Después de pérdidas muy graves cerca de Kiev y en el norte, después de meses de sitiar Chernihiv y Járkov, y después de duras sanciones occidentales, Rusia necesita desesperadamente un acuerdo con Ucrania".


"Hay una razón por la que el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, está diciendo que lo que Rusia quiere es válido, diciendo que Rusia está negociando con Ucrania para levantar las sanciones. Este es un tema extremadamente importante para ellos".


"Occidente, a través del canciller alemán Olaf Scholz, dio una respuesta definitiva: nadie levantará las sanciones contra Rusia a menos que haya un acuerdo con Ucrania".


"Boris Johnson", o "Poner presión" a Putin

El lado ruso, no importa lo que digan, puede leer las señales y en realidad estaba listo para la reunión de Zelensky-Putin".


"Pero sucedieron dos cosas, después de lo cual Mykhailo Podoliak, miembro de la delegación ucraniana, tuvo que admitir abiertamente que ahora 'no era el momento' de una reunión entre los presidentes".


"Lo primero fue la revelación de las atrocidades, violaciones, asesinatos, masacres, saqueos, bombardeos indiscriminados y cientos y miles de otros crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas en los territorios ucranianos ocupados temporalmente..."


"¿Cómo y de qué podemos hablar con Putin, si no podemos hablar con él sobre Bucha, Irpin, Borodianka o Azovstal?..."


"La brecha moral, la brecha de valores, entre Putin y el resto del mundo es tan grande que ni siquiera el Kremlin tiene una mesa de negociación lo suficientemente larga como para cubrirla".


"El segundo, mucho más inesperado, 'obstáculo' a los acuerdos con los rusos llegó a Kiev el 9 de abril"...


"Tan pronto como los negociadores ucranianos y Abramovich/Medinsky, tras el resultado de Estambul, acordaron la estructura de un futuro posible acuerdo en términos generales, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, apareció en Kiev casi sin previo aviso".


"Johnson trajo dos mensajes simples a Kiev. La primera es que Putin es un criminal de guerra; se le debe presionar, no negociar con él. Y la segunda es que incluso si Ucrania está lista para firmar algunos acuerdos de garantías con Putin, no lo están. Podemos firmar [un acuerdo] con usted [Ucrania], pero no con él. De todos modos, joderá a todo el mundo", es como uno de los socios cercanos de Zelensky resumió la esencia de la visita de Johnson.


"Detrás de esta visita y de las palabras de Johnson, hay mucho más que una simple renuencia a involucrarse en acuerdos con Rusia".


"La posición de Johnson era que el Occidente colectivo, que en febrero había sugerido que Zelensky se rindiera y huyera, ahora sentía que Putin no era tan poderoso como habían imaginado anteriormente".

"Además, existe la posibilidad de 'presionarlo'. Y Occidente quiere usarlo".


"Tres días después de que Johnson, ahora el feliz dueño de un gallo Vasylkiv, volara de regreso a la bruma Albion, Putin se hizo público y dijo que las conversaciones con Ucrania "habían llegado a un callejón sin salida".


"Llegamos a un cierto nivel de acuerdo en Estambul, que era que las garantías de seguridad para Ucrania... no se extenderían al territorio de Crimea, Sebastopol y Donbas... Ahora las garantías de seguridad son una cosa, y la cuestión de regular las relaciones con Crimea, Sebastopol y Donbas está siendo expulsada de estos acuerdos", dijo Putin.


"Tres días después, Roman Abramovich llegó de nuevo a Kiev, y el presidente Zelensky declaró oficialmente que podría haber dos acuerdos de seguridad con Rusia: uno regularía la propia coexistencia de Ucrania con Rusia, el otro solo cubriría las garantías de seguridad".


"A Moscú le gustaría tener un único acuerdo en el que se resuelvan todos los problemas. Sin embargo, no todos se ven a sí mismos en la misma mesa que Rusia. Para ellos, las garantías de seguridad para Ucrania son un problema, y los acuerdos con Rusia son otro problema".


"Rusia quiere que todo esté en un solo documento, y la gente está diciendo: 'Lo siento, vimos lo que pasó en Bucha, las circunstancias están cambiando', Zelensky transmitió el mensaje de Johnson a Putin".

Después de eso, el proceso de negociación bilateral se puso en espera".


"Las partes tuvieron que decidir cómo cooperar en el futuro, cómo involucrar a todos los posibles garantes de seguridad en las negociaciones y quiénes serán".


"Y lo más importante, Ucrania ha tenido que entender por sí misma la respuesta a la fatídica pregunta: ¿qué tan listo está Occidente para apoyar a Ucrania en la confrontación con Rusia?".


"¿No terminará Ucrania siendo engañada y destruida, cara a cara con el enojado Kremlin?".


"El futuro de las negociaciones, la guerra y la historia de la Europa del siglo XXI también dependen de la respuesta a esta pregunta.

Y la respuesta a una pregunta tan compleja vale la pena un artículo separado, que pronto podrás leer en Ukrainska Pravda, finalizaba el artículo de Roman Romaniuk, UP de ese 5 de mayo de 2022 y al que puedes acceder cliqueando o presionando el siguiente link: https://www.pravda.com.ua/eng/articles/2022/05/5/7344096/


El análisis que ha despertado la atención

Desde Twitter David Sacks ha dicho:

(si desea ver en la aplicación del pajarito siga el link: https://twitter.com/davidsacks/status/1670923154443882496?s=46)

"LA CONTRAOFENSIVA FALLIDA Y LA PAZ QUE PODRÍA HABER SIDO"

En su análisis, el empresario e inversor tecnológico David Sacks, dice:

"Con cada día que pasa, queda claro que la contraofensiva ucraniana no está logrando ninguno de sus objetivos establecidos originalmente. Recuerde: la apuesta de la administración Biden fue que la contraofensiva haría retroceder las ganancias territoriales rusas, cortaría el puente terrestre a Crimea y obligaría a Rusia a sentarse a la mesa de negociaciones. Eso es casi seguro que no va a suceder. Por el contrario, es más probable un punto muerto, o incluso que Rusia tome más territorio y gane la guerra, como ha predicho Mearsheimer.

¿Cuáles son las opciones de Biden ahora?

O escalar o admitir la derrota. En preparación para la Cumbre de Vilnius de la OTAN, Blinken ha estado presentando una propuesta para otorgar “estatus de Israel” a Ucrania.

Esto significa garantías de seguridad de varios años que incluyen armas, municiones y dinero que continuarían incluso si Biden pierde las próximas elecciones.

Esto no es para lo que se inscribió el pueblo estadounidense. Muchos estadounidenses apoyaron los US$ 100 mil millones en asignaciones para Ucrania creyendo que era un acuerdo único para revertir las ganancias territoriales rusas. Si les hubieran dicho que era la base para una asignación anual en una nueva guerra eterna, habrían preferido una alternativa, especialmente si hubieran sabido que había una disponible.

LA PAZ QUE PUDO HABER SIDO

Está surgiendo nueva evidencia de que se podía lograr un acuerdo de paz al comienzo de la guerra. En una reunión reciente con la delegación africana, Putin mostró el borrador de un esquema o acuerdo preliminar firmado por la delegación ucraniana en Estambul en abril de 2022. Disponía que Rusia retrocedería a las líneas anteriores a la guerra si Ucrania aceptaba no unirse a la OTAN. (pero Ucrania podría recibir garantías de seguridad de Occidente).

Este documento aún no se ha hecho público, pero nadie cuestiona seriamente que exista. La única disputa es sobre lo que sucedió posteriormente; Ucrania (a través de un informe en Reuters) sostiene que el acuerdo fracasó. Sin embargo, la disponibilidad de un acuerdo basado en la neutralidad ucraniana es consistente con los comentarios anteriores de Naftali Bennett, quien dijo que se podía lograr un acuerdo pero que Occidente lo rechazó.

¿Por qué Occidente haría esto? Ukrainska Pravda (UP) , una publicación pro-Ucrania, informó en mayo de 2022:

“Tan pronto como los negociadores ucranianos y Abramovich/Medinsky [los negociadores rusos], tras el resultado de Estambul, acordaron la estructura de un posible acuerdo futuro en términos generales, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, apareció en Kiev casi sin previo aviso. “Johnson trajo dos mensajes simples a Kiev. El primero es que Putin es un criminal de guerra; debe ser presionado, no negociado con él. Y el segundo es que incluso si Ucrania está lista para firmar algunos acuerdos sobre garantías con Putin, no lo son. "Podemos firmar (un acuerdo) contigo (Ucrania), pero no con él. De todos modos, él joderá a todos", así resumió uno de los colaboradores cercanos de Zelenskyy la esencia de la visita de Johnson.

Johnson (que debe haber estado hablando no solo por sí mismo sino por la alianza occidental) quería presionar a Putin, no hacer las paces, y prometió nuevos sistemas de armas si Ucrania seguía luchando.

En el momento del artículo de UP, Ucrania parecía estar bien, por lo que UP describió la decisión de Zelensky de aceptar la oferta de Johnson como una apuesta inteligente. Ahora, en retrospectiva, parece un desastre.

¿AFGANISTÁN REDUCIDO?

Sé que a algunos de ustedes les puede resultar difícil creer que las realidades sobre el terreno están tan en desacuerdo con la cobertura de los principales medios de comunicación. Pero vale la pena recordar que al público estadounidense se le aseguró durante dos décadas que estábamos ganando en Afganistán. Todos esos informes se revelaron como un montón de mentiras cuando el ejército afgano que supuestamente estábamos "de pie" se derrumbó en cuestión de semanas.

En ese momento, los medios dejaron de informar sobre Afganistán, al igual que habían dejado de informar sobre Irak, en lugar de responsabilizar a nadie.

Desafortunadamente, parece que nos dirigimos hacia un resultado similar en Ucrania. La única pregunta es cuándo y por cuánto tiempo Biden podrá perpetuar una guerra de poder que podría haberse evitado fácilmente", culmina el análisis de David Sacks.


No es para nada menor, que hasta el multimillonario dueño de esa red le respondiera:

"Bien dicho", le respondió Elon Musk; aprobando el análisis de su amigo y conocido desde la época de "PayPal".

David Oliver Sacks es un empresario, autor e inversor en empresas de tecnología de Internet. Es socio general de Craft Ventures, un fondo de capital de riesgo que cofundó a fines de 2017. Anteriormente, Sacks fue el director de operaciones fundador y líder de producto de PayPal y fundador/director ejecutivo de Yammer.


Y ahora también te explicaré que este tema viene a la mente y se hace más fuerte luego del artículo que se escribió en este medio pero en el sitio noticias24argentina.com, este domingo 18 de junio último bajo el título "Putin mostró el acuerdo de paz rechazado por Zelensky y deslizó que el Comandante de las Fuerzas Armadas de Ucrania Valeriy Zaluzhnyy no estaría en su país", el que puede leerse ingresando al mencionado sitio también de @Noticias24 o siguiendo este link: https://www.noticias24argentina.com/2023/06/el-plan-de-paz-africano-y-el-comandante-de-ucrania-valeriy-zaluzhnyy-fuera-de-su-pais-segun-putin.html.


Hay situaciones que se han dado, artículos que se han leído y que se leen de distintos medios y fechas, comentarios como el citado en redes, y análisis varios, etc.; que nos llevan directamente a sospechar al ver como se dieron o se dan concatenadamente los acontecimientos de la guerra entre Rusia y la OTAN en el territorio de Ucrania y su pueblo como única víctima y rehén de dichas partes belicistas. Quizás todo pudo haber terminado mucho antes. Al leer también el análisis de este lunes de Sacks, se decidió destacar esta posibilidad.

Comments


  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram
bottom of page