Tras el asesinato del científico iraní Mohsen Fakhrizadeh, extraña reacción de ex jefe de la CIA

Fakhirzadeh era profesor de física en la universidad Imam Hussein, pero también dirigió el plan clandestino Amad que verificaba la viabilidad de una bomba nuclear y dirigió sus esfuerzos de armamento. El Mossad lo buscaba y unos años escapó de un intento de asesinato, informó la cadena Al Jazeera News

Israel se negó a hacer declaraciones sobre la muerte de Mohsen Fakhrizadeh, a quien el primer ministro Benjamin Netanyahu, una vez mencionó en una conferencia de prensa y expresó: “recuerden ese nombre”.


El científico nuclear iraní fue asesinado este viernes (27/11/2020) en un ataque perpetrado en la localidad de Absard, en la provincia de Teherán, según el Ministerio de Defensa de Irán.

Fajrizadeh (otra traduccionmicción) que según la inteligencia occidental dirigió el programa nuclear iraní, apareció en las resoluciones de sanciones de la ONU debido a su trabajo en el supuesto desarrollo de armas atómicas. 


El científico resultó herido de gravedad en el asalto a su vehículo, que incluyó al menos una explosión y tiroteos, y falleció en el hospital al que fue trasladado. En el enfrentamiento con los asaltantes, el equipo de seguridad que protegía al científico también resultó herido, indica la nota de Defensa, publicada por los medios oficiales, que califica el ataque de terrorista.

Se desconoce por el momento la autoría del ataque, pero se trazan ciertos paralelismos con los asesinatos de otros científicos nucleares iraníes registrados entre 2010 y 2012 en el país.

Las autoridades iraníes acusaron entonces al Mosad, agencia de inteligencia israelí, de estar detrás de esos asesinatos, cometidos mediante bombas colocadas en los vehículos de los científicos o con disparos.


Según algunos relatos, el vehículo de Fakhrizadeh fue bloqueado por la explosión adrede de una furgoneta. Luego, entre tres y cuatro pistoleros pistoleros abrieron fuego contra el científico y su guardaespaldas este mediodía mientras viajaban en coche a las afueras de Absard, a unos 90Km de la capital.


Los autores fueron abatidos por las fuerzas de seguridad. Mohsen Fakhrizadeh fue herido pero falleció en el hospital. Los autores fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.


Casualidad o no, el atentado se cometió en vísperas de cumplirse una década del asesinato de otro científico nuclear, Majid Shahriari, con un coche bomba. En aquel caso también se culpó a la Inteligencia israelí del ataque que tradicionalmente ha optado por no emitir reacciones oficiales respecto a este tipo de sucesos. Hasta la fecha, cuatro científicos vinculados al programa nuclear iraní han muerto en similares circunstancias.


En su comunicado el Ministerio de Defensa ha condenado y dado el pésame a la nación por el "viceministro y director de la Organización de Investigación e Innovación en Defensa".

"Una vez más, terroristas afiliados con la arrogancia global y el régimen sionista han martirizado, con un acto brutal, a uno de los gestores y sirvientes del país en los campos de la Ciencia, la Investigación y la Defensa", declaró el jefe del Estado Mayor, Mohammad Bagheri, culpando a Israel de lo sucedido. "Los perpetradores de este acto deben saber que les espera una venganza severa", añadió, parafraseando una de las sentencias más repetidas tras el asesinato a manos de EEUU, el pasado tres de enero, del líder de la Fuerza Quds, Qassem Soleimani (foto inferior)

(En imagen el ex general más importante Qassem Soleimani, asesinado el pasado 3 de enero por la administración de Donald Trump, cuando se hallaba en Iraq en una caravana conjuntamente con miembros del Hezbollah)


El dos de julio pasado, en el marco de una serie de incidentes en Irán e Israel atribuidos a ataques informáticos, una misteriosa explosión, atribuida por Irán a un "sabotaje", dañó severamente unas instalaciones nucleares de enriquecimiento de uranio en Natanz, uno de los sitios señalados por Israel en el pasado.


Los israelíes, en un gesto habitual, no comentaron lo ocurrido. En el caso de este viernes, Mohsen Fakhrizadeh también había sido identificado por Benjamin Netanyahu durante una presentación. El premier hebreo lo destacó en 2018 como uno de los dirigentes del que denominó "SPND", una estructura del Departamento de Defensa para actividades nucleares.


El ataque se produce, además, dos días después de un intercambio de prisioneros entre Irán y Australia. La académica Kylie Moore Gilbert, condenada por "espionaje" en Irán, fue liberada a cambio de la entrega, por parte de Tailandia, de tres individuos iraníes condenados por el atentado fallido contra un diplomático israelí en Bangkok en 2012.


La extraña reacción del ex jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) John Brennan

No es un dato menor que el asesinato del científico nuclear iraní ocurrido hoy, se produce a diecisiete días de que se produzca el voto certificado de los electores en EEUU en favor del demócrata Joe Biden, de quien los medios de prensa han asegurado que ha derrotado al presidente Donald Trump, quien afirmó que solo el 14 de diciembre aceptará la derrota con la confirmación de electores.


Las reacciones del ex director de la CIA, John Brennan llaman la atención por el tono empleado del ex funcionario demócrata. Pero lo normal es que un hombre que ocupó ese cargo, es no opinar sobre estos casos, y más cuando están en discusión dos países como Irán e Israel.

Para no redundar, anexo los tres tuits de Brennan: