Joe Biden “a lo Juan Domingo”, con gobernadores y padres. Antes, apertura de escuelas. Hoy tapabocas

En los Estados Unidos sabemos que es usual la utilización de la letra ’K” para referirse a cifras numéricas (1K=mil, etc.) y lo vemos también como un contador en las redes sociales. En las escuelas se recurre al K-12 para definir las edades educativas comprendidas entre el "Jardin de infantes" (Kindergarden) y el "12º grado". Dado a que cada país tiene su propia legislación educativa, entonces la denominación K-12 podría englobar el universo de niños y jóvenes, que van desde los 4 hasta los 16 años de edad. Es el segmento de alumnos que la administración Biden desea que utilicen obligatoriamente mascarillas. Algunas actitudes del demócrata hacen recordar a las de Alberto Fernández, aunque no vale el punto de comparación y menos con eso de “Juan Domingo Biden” que mencionó el peor gobierno de la historia democrática argentina. Pero el hombre de la Casa Blanca, en relación con la pandemia “tiene sus cosas”. Lo que transmito es información. ¿Se negaba a las aperturas de las escuelas públicas?. Si, Biden se negó por meses. Ahora, la pelea con los republicanos y muchos padres, es por el uso obligatorio del barbijo.

Aclarado ese tema, me llamó la atención lo que leí en el nypost.com, y que decía que el presidente Joe Biden "estaba sondeando o trabajando" sobre algunos gobernadores, para ver si puede lograr que se utilicen en sus Estados, máscaras (tapabocas y/o barbijos) en todas las escuelas, según un artículo firmado por los colegas Samuel Chamberlain y David Marcus y publicado el martes pasado.

El presidente Biden dijo el martes pasado que desde la Casas Blanca estaban examinando si podían ordenar lo que el New York Post denominó como “un enmascaramiento universal” en las escuelas públicas, haciendo una normativa o buscando una forma legal, para anular las decisiones de los gobernadores republicanos, y puso como ejemplo a los estados Florida y Texas.


"No creo que tenga [ese poder], hasta ahora", dijo Biden a los periodistas durante un evento en el East Room de la Casa Blanca, pero sin embargo luego agregó que "lo estamos comprobando".


El mes pasado, desde el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron enmascaramiento para todos los estudiantes, profesores, personal y visitantes en las escuelas K-12 debido a la propagación de la variante Delta, recuerda el NYP.


Sin embargo, el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, rechazó la recomendación de los expertos del CDC. Luego de prohibir inicialmente a los distritos escolares imponer la utilización de tapabocas (de máscaras o barbijos), y de sugerir recortes de fondos para aquellos que sí requieren enmascaramiento, el gobernador sugirió el lunes pasado, que el estado podría "retener el salario" de los funcionarios locales que hacen obligatorio el cubrimiento facial.

[Pie de foto: Los CDC recomendaron el enmascaramiento para todas las escuelas K-12 - crédito Yasmina Chavez / Las Vegas Sun vía AP] El gobernador DeSantis desde la Florida, ha insistido en que los padres deben tener la última palabra sobre si sus hijos usan máscaras en las escuelas, no los funcionarios gubernamentales o de salud pública.

El presidente Joe Biden al manifestar su intención al día siguiente, y como acostumbra a hacerlo con los republicanos, no mencionó a Ron DeSantis por su nombre, pero describió sus acciones como "falsas".


Les recuerdo que Biden venía golpeado políticamente luego de que finalmente “perdiera a uno de sus gobernadores más fieles en su campaña política contra Donald Trump el año pasado. Me refiero al demócrata Andrew Cuomo, ex gobernador de Nueva York quien debió renunciar por graves denuncias de acoso sexual que salieron a la luz terminada la campaña electoral y derrotados los demócratas. Siempre es bueno recordarlo y más cuando algunos medios “dan por terminada la información”.


Agregó el presidente Biden en ese momento en que “cuando sugiero que la gente, en zonas de alto riesgo, que use máscaras como todos ustedes, me dicen que el gobierno debe apartarse y no hacer eso, (que) no tienen la autoridad para hacerlo. haz eso”, musitó en voz alta a los periodistas. “Y me parece interesante que algunas de las mismas personas que dicen eso, que ocupan cargos gubernamentales, son personas que amenazan con que si un maestro de escuela le pregunta a un estudiante si ha sido vacunado, o si un director dice que 'todos en mi escuela debería usar una máscara, o la junta escolar vota a favor, ese gobernador anulará eso”, se quejó el presidente.

[Pie de foto agregada por el New York Post: “Partidarios del uso de máscaras en las escuelas protestan antes de una reunión de la junta escolar en el Edificio de Administración de las Escuelas del Condado de Pinellas en Largo, Florida, el 9 de agosto de 2021. REUTERS / Octavio Jones]

Muy enojado como suele sucederle arremetió contra el gobernador de la Florida: "¿Qué más ha olvidado?": DeSantis critica a Biden por "¿cómo gobierna?"

"Ese gobernador tiene la autoridad para decir que no puedes hacer eso", agregó Biden. "Me parece totalmente contrario a la intuición y, francamente, poco sincero".


La guerra de palabras entre DeSantis y la Casa Blanca sobre las órdenes de utilización de tapabocas y vacunas, se ha mantenido a fuego lento durante más de una semana, con Biden diciéndoles a los gobernadores recalcitrantes (textual diario progresista-socialista New York Post), que "se aparten del camino de las personas que están tratando de hacer lo correcto"l y DeSantis acusando la administración de intentar implementar un "estado de seguridad biomédica".

El asesoramiento legal adverso no ha sido necesariamente un obstáculo para el presidente. La semana pasada, Biden permitió que los de la CDC implementaran una nueva moratoria de desalojo de 60 días en gran parte de los EE.UU. a pesar de admitir ante los periodistas que "no era probable que pasara el examen constitucional".

[Pie de imagen: El Dr. Robert Redfield dijo que los CDC deben basar su guía de enmascaramiento en datos]

Mientras tanto, el ex director del CDC, el Dr. Robert Redfield, dijo este lunes que su antigua agencia debe basar su orientación en enmascarar a los niños en la escuela con estudios pandémicos concretos, y no en sus opiniones.


Sobre el daño a la salud que ocacionan los cierres de escuelas en los niños a causa de la Covid 19, el Dr. Robert Redfield agregó que “Hay una variedad de consecuencias negativas para la salud pública que ocurrieron como consecuencia del aprendizaje virtual. Creo que es imperativo que los niños vuelvan al aprendizaje cara a cara y hagamos todo lo posible para mantenerlos allí ", en declaraciones a la Fox News, y agregó en “que expístenla muy pocos estudios que realmente sean convincentes [para apoyar el enmascaramiento] en el entorno del aula”.


"Estas son preguntas críticas", dijo Redfield a la presentadora de Fox News, Martha MacCallum en otra parte de la entrevista. “¿Es la detección de rutina dos veces por semana en una escuela?. ¿Es esa la forma de limitar la transmisión intraescolar?. ¿Lleva máscaras o no lleva máscaras?. En mi opinión, esto debe decidirse localmente en lugar de ser un mandato general (por la Casa Blanca y para todo los EE.UU.), especialmente ante la ausencia de datos (estudios)”, concluyó tajantemente el Dr. Redfield.


[Fuente de origen de la información en el siguiente enlace:

https://nypost.com/2021/08/10/biden-looking-at-ordering-universal-masking-for-school-kids/]

Breve análisis

Todos vamos a coincidir que lo que están discutiendo también tiene un tinte político como en muchos países, incluida la Argentina. Desde ya que muy lejos está la administración Biden de “los personajes nefastos que encerraron durante ocho meses a los argentinos en sus casas, mientras ellos celebraban fiestas de cumpleaños, ingresaban los peluqueros y staff de la “primera dama Fabiola Yáñez” que no lo es, y si lo fuera por estar casada, no es funcionaria del Estado.

Lo del capricho de Joe Biden por pretender avanzar por sobre los Estados Federales, es información. Y me hizo recordar al tal Alberto Fernández avanzando sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hasta que lo detuvo la Corte Suprema de Justicia. Lo de la administración Biden negándose a abrir las escuelas públicas en EE.UU. también sucedió y era blanco de críticas de los republicanos, que recogían las quejas de sus millones de votantes.


Ahora son los barbijos. ¿Qué sucede?. Que durante el gobierno de Donald Trump (y habría ocurrido con cualquier presidente), con la llegada del coronavirus se puso en marcha la “Operación Velocidad de la Luz” para desarrollar vacunas. Entonces hoy les sobran, y hasta las donan. Es verdad también porque muchos estadounidenses no se vacunan, y éstas se vencen. No es como dijo la ministra de Salud, Carla Vizzotti: las vacunas si vencen.


Ante ese panorama y los grupos antivacunas muy fuertes en EE.UU., en Francia y otros países, ante lo que denominan (los que saben) la variante Delta del coronavirus, la pelea se da entre Biden y otros sectores por el barbijo, mascarilla, tapaboca; o como la denominen en cada país o región.

Para ir concluyendo, la otra batalla que empezó desde la administración Biden, siguiendo por Macrón en Francia y hasta en empresas y Universidades privadas, es la vacunación obligatoria para poder trabajar y el llamado “Pasaporte Sanitario” o “Pasaporte Covid” de vacunación, para poder ingresar a otros países, estados, provincias y hasta para ingresar a tomar un café o gozar de un espectáculo de esparcimiento. Muy polémicas, ya que son medidas “con olor” a fascismo.


Como habrán leído más arriba, hasta el propio Joe Biden hace una salvedad en que no sabe si pasarán sus medidas por la Corte. El tema es muy delicado porque se mezclan libertades individuales con obligatoriedad de estar inyectado al menos con dos dosis, de vacunas que no terminaron sus fases. Y para mal de peores, en Argentina, por ejemplo, se ofrecen mezclas de otras vacunas en lo que sería otra situación experimental. Según los especialistas hay que vacunarse “con la que sea”.


Para terminar, en Argentina tenemos la suerte de no tener a grupos de idiotas antivacunas. Lo que está apareciendo son “grupos de personas confundidas” por las mezclas de vacunas, y porque ven que en EE.UU. hay quienes opinan de la necesidad de inyectar una tercera dosis de Pfizer. Tampoco ayudan las noticias de que los inmunizados con dos dosis, igual se contagian.


Además - y ahora si termino -, no ayudan las idas y vueltas del gobierno kirchnerista y de un presidente mitómano que, cuando supuestamente la situación sanitaria es muy crítica (suman ya más de 108.000 fallecidos), al parecer, juegan con la salud de los argentinos y anteponen la política. Todo indicaría que para no perder las elecciones, porque las encuestas les estarían dando muy mal, han relajado las medidas sanitarias. Y justamente lo hacen, cuando desde la comunidad científica, se alarman por la variante Delta. Y tan asustado y alarmado está el mundo, que hasta Biden se está peleando por los barbijos en las escuelas públicas.

Hasta pronto !


Jorge W. Rausch McKenna

*Analista Político *Abogado *Periodista

CEO Consultoría “JRM” y Asociados

Twitter: @JorRausch

Maldonado, R. O. del Uruguay

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram