“Parricidio Político”. La falta de internas entre Patricia Bullrich y María Vidal desangran al PRO

Este sábado 3 de julio quedará marcado como uno de los días más negros de la corta historia del partido político “Propuesta Republicana - PRO”, desde su existencia bajo esa denominación allá por el año 2010. El espacio nacido y criado en principio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, logró llevar a la presidencia a su creador y padre político Mauricio Macri. Junto a él, fueron surgiendo retoños y algunas ramas provenientes del peronismo y del radicalismo -que ya eran conocidos en política o por portación de apellido, se aferraron a ese “árbol Pro futuro” y así fueron consiguiendo un lugar de pertenencia. Era aún un débil espacio territorial en lo atinente a los tan ansiados afiliados. De ahí que uno de sus lemas era “TODOS SON BIENVENIDOS”. El unico inconveniente para pertenecer, era “no tener prontuario”.


El objetivo es no hacer historia partidaria

Por tal motivo voy a obviar los antecedentes partidarios, los primeros cargos e incluso el nombre que tuvo años anteriores el partido de Mauricio Macri, en el que se cobijaron y nacieron “muchos de sus hijos” que hoy están seriamente cuestionados. Hijos políticos que también ayudaron a que el PRO creciera. Algunos con mayor exposición y cargos importantes, y muchos que lo hicieron y lo hacen desde el silencio.

Ya sabemos como se gestó el frente en el 2015 con el cual Mauricio Macri y muchos de los de su equipo tuvieron el gran mérito de derrotar a la política que más daño le ha hecho y le hace a la República Argentina: Cristina Fernández de Kirchner.


Dos logros que coronaron un trabajo de muy pocos años

La Ciudad de Buenos Aires ya era un bastión del partido que se identificaba con el color “amarillo”. Pero ganar la presidencia de la República y la provincia de Buenos que es la que define el padrón electoral, fue algo que coronó el padre político de un espacio con una trayectoria tan acotada.

El ingeniero puso en marcha sus conocimientos y se rodeó de un equipo con el cual lograron un trabajo impecable y destacable: triunfar.


Gobernar ya pasa a ser otra cosa. De ahí que se debe entender el pensamiento de los analistas políticos y de los políticos analistas o de asesores que han pasado por una militancia política.

Entre los primeros está por ejemplo un Jaime Durán Barba. El ecuatoriano ha dicho que Cristina Kirchner “es una política extraordinaria” y fue atacado por quienes no se dieron cuenta que lo decía porque su trabajo “es hacer ganar elecciones”. En el segundo segmento están muchos conocidos políticos y algunos operadores.


El enojo con María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta Uno de los delitos más repudiados por la sociedad es el del “parricidio”. Matar al padre político sería en este caso. Obviamente que no estoy hablando de del delito en si, lo aclaro para algún desprevenido nervioso porque está afectado “en su futuro bolsillo político”, o por la ignorancia.


~ Nadie puede negar en que quizás Mauricio Macri no hubiera sido presidente sin estar cerca de Horacio Rodríguez Larreta y de María Eugenia Vidal ~ ~ Así como también de lo que estoy muy seguro, es que sin Mauricio Macri, ni el primero hoy sería Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), ni que María Eugenia Vidal hubiera gobernado la provincia de Buenos Aires ~

Mauricio Macri supo elegir a Patricia Bullrich, la mejor ministra de seguridad de la historia de Argentina

Recuerdo que su nombramiento no fue el de mi agrado personal por mis antípodas ideológicas innegociables con los miembros de los grupos terroristas que asesinaron a muchos argentinos en los años ‘70. Patricia Bullrichanduvo cerca de Montoneros” de joven, por su militancia en la juventud peronista. Pero sabía que ello también se había discutido, cuando “la piba” fue designada en un cargo durante el gobierno de Fernando de La Rúa, y nunca se comprobó militancia terrorista activa. Es más, recuerdo más la discusión en que le mostró las garras al líder camionero Hugo Moyano, por aquellos años.


Como ministra de seguridad me sorprendió gratamente porque persiguió a las mafias y a las organizaciones delictivas, y se puso al frente de las Fuerzas de Seguridad Federales como un General en una batalla. Patricia Bullrich conocía lo que era vivir en el seno de una familia acomodada de donde proviene, de su error o pecado revolucionario de juventud, lo que fue un espejo que le sirvió para saber donde está el bien y el mal. Crecer y no aprender es como cometer dos veces el mismo error. Lo contrario a Bullrich es la mujer del otro espacio chavista y que también fue ministra: Nilda Garré. Ese es el mejor ejemplo de quienes evolucionan y quienes no.


Tampoco se trata de hacer historia de vida, sino solo recordar que en el año 2015 había logrado renovar su banca en la Cámara de Diputados de la Nación por la Ciudad de Buenos Aires, donde como ella explica en su libro “Guerra sin Cuartel”, hubiera tenido asegurados otros cuatro años en paz y gozando de los grandes privilegios. Pero no dudó en aceptar el ofrecimiento del ministerio de Mauricio Macri y a los pocos días de asumir, ya estaba tras “la triple fuga” de los hermanos Lanatta y su compinche. Sin embargo lo que demostró el temple de Patricia Bullrich fue la “opereta kirchnerista” que junto a algunos integrantes de Organismos de DDHH buscaron derrocar al gobierno - y ya no de Macri - sino de todo “Juntos por el Cambio” con el llamado “Caso Maldonado”.


Hay tres partes de su libro (entiendo que es un ensayo), que me llamaron la atención por los pormenores: el momento del ofrecimiento y aceptación del cargo con esos diálogos con Mauricio Macri y luego con su esposo, las peripecias de la “Triple Fuga”, y esa frase del “no pienso tirar a un gendarme por la ventana”, que dijo en el Congreso Nacional. Lo de culpar a la Gendarmería, también le fue sugerido indirectamente desde un par de miembros de la Mesa Chica del PRO. Recomiendo lean el libro e interpreten lo que escribió.


Patricia Bullrich con todos sus méritos fue obligada a bajar su candidatura en las PASO: ganó María Eugenia Vidal quien estuvo “desaparecida de los problemas públicos del país”.

Finalmente ayer sábado por la tarde y mediante un hilo de twitter “Pato” Bullrich, anexando también una nota, comunicó oficialmente “que declinaba su candidatura”.

Para no cargar de gráficos el artículo dejo el link que en Google Drive anexó Patricia Bullrich al hilo de Twitter en el siguiente enlace: https://drive.google.com/file/d/1x6J9IDMF-tFmPqBHnZN2yjScZ54DlQSk/view


¿Por qué muchos votantes de Mauricio Macri o de Juntos por el Cambio, están enojados?


Básicamente porque luego de la derrota de 2019 la ex gobernadora María Eugenia Vidal se mantuvo ausente más allá de su merecido descanso, mientras que Patricia Bullrich permaneció activa y luchando en las marchas contra un kirchnerismo que retornó más radicalizado.


Patricia Bullrich además era la candidata natural en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como siempre, y María Eugenia Vidal lo era en la provincia de Buenos Aires. Incluso el mismísimo Mauricio Macri así lo había recomendado dentro de las filas del PRO, o que se disputen internas a pesar de “que era malo hacerlas dentro del PRO por el desgaste personal y en recursos”.


¿Quienes bajaron a Patricia Bullrich?

Desde hace más de tres días corrián los rumores de que ésto iba a suceder. La primera alerta surgió cuando Bullrich y Vidal no estuvieron presentes en la última reunión del macrismo, para evitar la interna.


Ya desde el jueves las operaciones para imponer a María Eugenia Vidal empezaron a fluir por intermedio de algunos periodistas más intrépidos, y otros enojados, pero desde el viernes, ya fue el poderoso “Grupo Clarín” quien deslizó una nota en Todo Noticias anunciando que Bullrich se bajaba de su candidatura, sin que la exministra lo confirme públicamente. Y si Clarín lo decía, ya era palabra sagrada: la operación Vidal estaba garantizada.


Todo el problema que se ha desatado dentro del PRO por la desobediencia al consejo de Mauricio Macri a Larreta y Vidal, de última, se podría haber evitado con una interna entre ambas lideres partidarias en la Ciudad de Buenos Aires. Pero al parecer sabian que a María Eugenia Vidal el costo de su ausencia y su descanso tan prolongado, le iba acostar muy caro. Por ende, fueron por “el parricidio político”.


¿Quienes están detrás de la “Operación Vidal”?

Tengo razones para sospechar de muchas personas, de corporaciones y hasta del factor ideológico. Lo último no podemos descartarlo, cuando hasta Jonatan Viale en La Nación Más y siguiendo la ideología política de su padre, definió a Patricia Bullrich como “un extremo peligroso”. Luego redondeó en que “cada vez tienen más seguidores”, lo que debo interpretar como votantes. Primero - al periodista estrellita que cree ser el único al que se le murió el padre -, habría que decirle que el sistema democrático, se trata de ganar con votos, y segundo preguntarle que si él considera que Patricia Bullrich es una extremista de derecha.


No quiero hilar más fino con el tema ideológico porque me viene a la mente la imagen de algunos periodistas del “Grupo Clarín” con el cartel de “Donde está Maldonado”. No es cargar las tintas contra Clarín, ya que los medios ultra kirchneristas aún fueron y son peores.


Sucede que de Clarín como de La Nación se espera que siempre tengan un editorial más republicano y democrático, tal como nos tienen acostumbrados.

Me voy a reservar otros comentarios por el momento con relación a la candidatura de María Eugenia Vidal, quien ya empezó perdiendo aunque logre su banca de diputada. Además, provoca un daño irreparable al PRO.


Pero que los demás miembros de la coalición de “Juntos por el Cambio”, no crean que lo de Vidal les va a salir gratis. No, también hay mucho enojo entre los seguidores de la UCR por la inclusión de Facundo Manes en provincia de Buenos Aires, o la de Martín Lousteau en Ciudad Buenos Aires.

Al parecer algunos creen que por ganar en la provincia de Jujuy tienen todo el derecho de arrogarse la decisión absoluta dentro de “JxC”. Grueso error.

La mayoría de los radicales que votaron a Mauricio Macri en 2015 y 2019, lo seguirán votando aún por sobre un candidato de la UCR.


También es cierto que el radical que no votó a Mauricio Macri jamás lo votaría porque es de la rama muy minoritaria de izquierda de la UCR, la que quiere revivir el ex funcionario kirchnerista Martín Lousteau. Y con Elisa Carrió sucede algo similar, y más ahora, en que quedó como parte del plan Vidal, luego de sus declaraciones el viernes en LN Mas en el programa de Pablo Sirven.

Los votos de Patricia Bullrich, son absorbidos por el economista Ricardo López Murphy quien compite dentro de JxC

María Eugenia Vidal “y quienes la impulsaron”, tendrán que trabajar más de lo pensado. ¿Fue acaso Patricia Bullrich quien convenció al hombre del sector Liberal a que dé pelea desde adentro de la oposición?.


Lo veremos en breve. Desde la semana que viene quizás cuando empiecen las “Encuestas Paladini”, en que lugar ponen a Ricardo López Murphy y a cuantos programas de medios es invitado y como es tratado por la prensa.


En las redes - mientras tanto- ya muchos votantes de Patricia Bullrich expresan que votarán a “Don López”. Quizás en el fondo, y como dice el spot de su presentación, hasta yo tenga “un López McKenna”.


Hasta pronto !

Jorge W. Rausch McKenna

*Analista Político *Abogado *Periodista

CEO Consultoría JRM & Asoc.

Twitter: @JorRausch

Maldonado, R. O del Uruguay

  • Twitter
  • LinkedIn
  • Facebook
  • YouTube
  • Icono social Instagram